La etapa de este domingo no sólo fue histórica por haberse tratado de la primera del tipo maratón para autos, sino también porque por primera vez una especial se largó y corrió por una parte del majestuoso salar de Uyuni.

Esta inusual pista blanca fue uno de los tramos más rápidos de la etapa, que tuvo un total de 806 kilómetros, de los cuales 510 fueron de especial, divididos en dos partes: la primera de de 472 y la segunda de 38 kilómetros, que transcurrieron entre las dunas, hasta bajar la ya célebre de Iquique que termina a los pies del campamento.

El saudita Al Rajhí, con un tiempo de 3h26m49s, quien ya había demostrado su habilidad en la arena y su buen feeling con la Toyota, coronó su tarea con su primera victoria de etapa y la inaugural para el equipo en este Dakar.

Terranova, quien disfrutó esta etapa mucho más que la de ayer, peleó durante toda la especial el primero y segundo puesto, en el que cruzó la meta a 1m12s del saudita y aventajó por 1m24s al qatarí Nasser Al Attiyah, tercero de la jornada.

Al solo espectáculo de la largada sobre el salar más grande del mundo, se le sumó otro show en sí mismo: los autos largaban en grupos de a cinco, cada cinco minutos e inmediatamente se abrían y diseminaban por esa desértica superficie blanca, que gracias a su particularidad del suelo deja brotar agua en varios sectores.

“Fue una etapa muy divertida, y linda. La verdad es que es muy bueno ir a Bolivia. Vale la pena. Ojalá se vuelva”, indicó Terranova, más que satisfecho por el trabajo realizada en la primera etapa maratón para los autos desde el 2009.

Los únicos momentos que incomodaron al cuyano fueron cuando casi choca con Kryzysztov Holowczyc (MINI) en el salar, donde comentó que le preocupaba la suba de temperatura y cuando comenzó a dejar la altura de Bolivia porque sintió mucho sueño.

Terranova completó así dos jornadas redondas, en las que ganó la primera parte entre Iquique y Uyuni, que había resultado bastante más complicada por los caminos que tuvieron que atravesar y por la altura, y este domingo se aseguró en segundo lugar escalando dos lugares en la general respecto de ayer.

En tanto, el sudafricano Giniel De Villers (Toyota) llegó a cuarto a 2m49 del ganador, muy enojado porque la ventaja que le había sacado al qatarí se esfumó cuando un “helicóptero de la organización voló muy cerca” de él y el tierra que levantó no lo dejó ver, según se quejó al llegar al campamento de Iquique.

El quinto fue el polaco Holowczyc (Mini) a 3m12, sexto Nani Roma (Mini) a 3m24s y séptimo el francés Stephane Peterhansel (Peugeot) a 3m46s. El cordobés Federico Villagra (Ford) terminó en la 21º, a 27m50s.

La general tiene a Al Attiyah primero con un acumulado de 26h41m15s; segundo a De Villiers a 8m27s; tercero a Al Rajhid a 18m40s, mientras que Terranova marcha 21º a 6h42m30s; Villagra 27 a más de 10 horas y Emiliano Spataro 44º, después de superar hoy diversos problemas con su Renault Duster.

Por su parte, las motos cumplieron hoy la primera parte de la etapa maratón entre Iquique y Uyuni, donde fueron recibidos como héroes a lo largo del camino y luego en el centro del pequeño pueblo, que acababa de amanecer luego de un larguísimo día de fiesta tras la llegada y partida de los autos.

Este domingo por la mañana, cuando los autos partían hacia el salar para iniciar la especial de vuelta a Iquique, el pueblo de Uyuni recién terminaba de apagar sus luces para reponerse y recibir a las motos y cuatriciclos, en una jornada gris, lluviosa y muy fría.

El portugués Paulo Goncalves, con un tiempo de 3h56m, volvió a ganar una etapa y demostró que Honda puede marcar el ritmo de carrera, mientras que el catalán Marc Coma (KTM) llegó segundo, a sólo 14 segundos y logró recortar un buen tiempo al primero de la general, Joan Barreda (Honda).

Matthias Walkner (KTM) llegó el tercer escalón del podio tras arribar a la meta a 30 segundos del portugués y el chileno Pablo Quintanilla (KTM) cumplió otra gran etapa y se ubicó cuarto a 1m32s.

El que no tuvo un buen inicio de la etapa maratón fue el líder de la general, Barreda (Honda), quien se cayó en el kilómetro 200 y tuvo que arreglar el manillar de su moto, por lo que terminó 12do. a 6m13s del vencedor, en un revés para el clasificador final.

En cuatriciclos, hubo un nuevo ganador, el paraguayo Nelson Sanabria (Yamaha), con un tiempo de 5h22m12s; segundo fue el polaco Rafal Sonik (Yamaha) a 5m46s; tercero el chileno Ignacio Casale (Yamaha) a 11m37s y cuarto Sergio Lafuente (Yamaha).

La general tiene al polaco en la cabeza, segundo Casale a 21m59s y tercero el uruguayo Lafuente.

Este lunes, las motos cumplirán la segunda parte de la etapa maratón, entre Uyuni e Iquique, mientras que autos y camiones tendrán finalmente su día de descanso.