El seleccionado perdió ante Grecia por 79 a 71, finalizó tercero en el Grupo B del Mundial de España, por lo que se medirá en la próxima fase del certamen el domingo venidero ante Brasil, que fue segundo de la Zona A.

Con este tropiezo, el conjunto albiceleste finalizó en la tercera colocación en la zona, con tres triunfos y dos derrotas, y se medirá este domingo en Madrid y en octavos de final con Brasil, que dirige el argentino Rubén Magnano y que concluyó segundo en el grupo A jugado en Granada.

Por su lado, Grecia, que ganó los cinco encuentros que sostuvo en esta sede de Sevilla, cerró su labor en la primera posición del grupo B y se enfrentará al cuarto del A, Serbia, en un típico duelo europeo.

El pivote Giannis Bourousis resultó la figura consular del encuentro jugado esta noche ante una verdadera multitud estimada en 6.500 espectadores, de los cuales la mitad eran argentinos, aproximadamente.

El jugador del Real Madrid anotó 16 puntos, capturó 15 rebotes y propició 3 tapones. Mientras que el base Nick Calathes (Memphis Grizzlies) consiguió 18 tantos, 4 asistencias y 5 rebotes.

En la Argentina la principal vía de gol fue Luis Scola, con 17 puntos, aunque el capitán, en esta ocasión, solamente acertó 6 de los 17 tiros de cancha que lanzó.

Sólo el arranque mostró equilibrio. En los dos primeros minutos y medio, los equipos, que diseñaron esquemas similares en la conducción apelando a la ‘doble base’ (Zisis-Calathes en Grecia; Campazzo-Prigioni en Argentina), empataban en 6.

Pero un triple de Nick Calathes (Memphis Grizzlies) le sirvió a los de Fotis Katsikaris para empezar a tomar distancia (9-6).
Muy consistentes en defensa y eficaces en los lanzamientos, los griegos ejercieron una ligera superioridad. Además, el pivote Bourousis se ‘llevó a la rastra’ a Scola y provocó mucho daño en el tablero albiceleste.

El interno griego del Real Madrid, que será en breve compañero de Nocioni y Campazzo, anotó 6 puntos y tomó 5 rebotes. Y se erigió en pieza clave, junto a Calathes (10) para que Grecia quedara arriba por 12 (28-16), al término del primer segmento.

En el segundo capítulo, el entrenador Katsikaris mandó a la cancha a los suplentes y con un buen pasaje del ‘Chapu’ Nocioni (5), el equipo de Lamas se puso en partido nuevamente, con un parcial 6-0 (22-28).

Pero bastó que regresaran los titulares para que Grecia retomara el control, más allá de que una asistencia de Mata a Scola había encendido la llama de la reacción (28-31, a falta de 5m. 45s.)

El conjunto europeo continuó dañando el tablero argentino, mostró una eficacia muy buena en triples (6-9) y, con un Printezis devastador (11), se puso a salvo de cualquier recuperación del rival.

El capítulo se cerró con un tiro a distancia de Zisis que provocó el reclamo de Campazzo (a quien le gritaron la conversión en la cara) y así se originó el primer tumulto de consideración en el torneo.

En la reanudación, el combinado griego asestó una ráfaga 8-0 para escaparse a 52-33, cuando apenas se cumplía un minuto y medio. Argentina contestó de idéntica forma (triple y doble de Prigioni, más un tiro desde lejos de Laprovíttola) y renació la esperanza del descuento (52-41).

Sin embargo, Calathes encestó 4 puntos seguidos y brindó otro pasaje de su show para, prácticamente, decidir el pleito: 56-41. De a poco, el técnico Lamas fue asumiendo la rotación esperada. Grecia mantuvo la ventaja al cierre: 64-50.

En el último capítulo entró Selem Safar y con un triple ‘calentó el ambiente’, además de propiciar la reacción. Una falta técnica que le cobraron a Bourousis le dio aire a la Argentina, que se puso 60-64, cuando todavía no se habían cumplido ni tres minutos.

Un quinteto que, a excepción de Delía, supo vestir la ‘milrayitas’ de Peñarol hasta hace no más de dos años (Campazzo-Safar-Mata-Leo Gutiérrez) plantó dura batalla y se las ingenió para hacerle frente a la inferioridad de estatura. Así, el equipo de Lamas quedó 68-70, con un doble de Campazzo (8).

Pero Grecia apostó a la jerarquía bajo los tableros de Bourousis y definió el pleito para adjudicarse el grupo B, en forma invicta.

-Síntesis-

Grecia (79): Nikos Zisis 13, Nick Calathes 18, Georgios Printezis 15, Kostas Papanikolaou 6, Giannis Bourousis 16 (fi) Kostas Sloukas 3, Kostas Kaimakoglou 1, Ian Vougioukas 4, Giannis Antetokounmpo 0, Kostas Vasileiadis 2, Vaggelis Mantzaris 0. Dt: Fotis Katsikaris.

Argentina (71): Facundo Campazzo 10, Pablo Prigioni 10, Walter Herrmann 7, Andrés Nocioni 8, Luis Scola 17 (fi) Marcos Mata, Nicolás Laprovíttola 7, Leonardo Gutiérrez 3, Marcos Delía 4, Selem Safar 5. Dt: Julio Lamas.

Parciales: Grecia 28-16, 44-33, 64-50 y 79-71.

Arbitros: Reyes (México)-Aylen (Australia)-González (España)

Estadio: Palacio de los Deportes (Sevilla)

Asistencia: 6.500 espectadores.