Cabral sufrió al “Decano” como rival y ahora se ilusiona con ganarse el corazón del hincha.

Yonathan Cabral pisó dos veces el Monumental. La última fue en el entrenamiento previo al viaje a Salta, donde el plantel completa otra parte de su pretemporada. Para el jugador, fue una linda sensación, así como la de su primera práctica con Atlético, en los días previos. “Feliz por este nuevo desafío”, escribió en su cuenta de Twitter. La primera vez que lo hizo, su experiencia no fue tan feliz. Jugando para Racing en 2016, no sólo tuvo que soportar los dos goles que le hicieron ese día (Atlético ganó 2 a 1), sino que se fue expulsado cuando ya se habían cumplido los 90 minutos.

“Me acuerdo que llegué tarde a una jugada y me echaron. Atlético venía de ascender y estaban todos sus jugadores motivados”, recuerda Cabral, al costado de una de las canchas del predio del Hotel de la Liga en Salta. La tranquilidad de escuchar apenas y a lo lejos el paso de algunos autos, le trae a la memoria también el escenario opuesto de aquel partido. Ese día, Cabral también tuvo que lidiar con un estadio repleto de fanáticos, que asistieron para presenciar el regreso de Atlético a Primera. “Estaba llena como todos los partidos, un ambiente muy lindo. Eso también explica por qué el club está bien. Tiene mucha confianza de su gente”, explica.

Ahora, Cabral tendrá todo ese ambiente a su favor en esta temporada por la que firmó con Atlético, al que llegó casi como un salvador. “Todavía no hablé con el ‘Ruso’ (Ricardo Zielinski) para saber si voy a jugar o no. Sé que sólo hay dos cupos para la Copa. Yo vine a aportar y si me toca jugar, tratar de hacerlo de la mejor manera”, se ataja el defensor, asumiendo su lugar.

Es que Cabral fue el primero de los defensores centrales que arribó a Atlético para reforzar una zona del equipo que no sólo sufrió el vaciamiento total con las partidas de Bruno BianchiIgnacio CanutoEnrique Meza Britez Jairo Palomino.

Además, aún con esos cuatro, el equipo tuvo serios problemas. Los dos primeros (la dupla titular) atravesaron períodos de lesiones y suspensiones, y se hizo difícil reemplazarlos. Los dos segundos nunca mostraron un nivel convincente. “Los jugadores que se fueron y también algunos de los que están acá hicieron muy bien las cosas y dejaron a Atlético donde está hoy”, añadió Yonathan.

Un año antes de esa fatídica visita al Monumental para él, las cosas habían salido realmente bien para el defensor. Se coronó campeón con Racing jugando la mayoría de los partidos como titular. Este año, pese a sufrir un robo en su propia casa, podría decirse que su paso por Bahía Blanca fue bueno: dos goles (uno a Boca) y la categoría salvada para su equipo. Para la segunda mitad, tiene planeadas más cosas con Atlético: “quiero tratar de jugar todo lo que pueda, si es posible de titular, tener continuidad y que el equipo salga siempre ganador”.

Molestia

David Valdez arrastra desde Tucumán un dolor en su tobillo, por lo que es tratado especialmente por el cuerpo médico, ya que sus síntomas no desaparecen. Es el único jugador con dolencias.

Comodidad absoluta

El Hotel de la Liga de Salta aloja una vez más a los integrantes del plantel de Atlético, y lo hace de la mejor manera posible. Las instalaciones se encuentran en perfectas condiciones y todo el personal responde amablemente a cada consulta de los jugadores. Todo eso les permite moverse y trabajar con suma tranquilidad. La pileta climatizada es uno de los sectores más utilizados por el plantel, una vez terminado el entrenamiento.

Otro doble turno

Fue una jornada intensa la de Atlético ayer en Salta, con dos ensayos, tal como lo viene haciendo desde el lunes: uno por la mañana y otro por la tarde. El trabajo vespertino fue seguido de un partido informal entre los cocineros y empleados del hotel y el cuerpo técnico. Estos últimos ganaron la contienda por 9 a 4.

Refuerzos

El delantero que tanto necesita Atlético para cubrir las bajas de Fernando Zampedri y de Cristian Menéndez podría ser el goleador de Instituto, Gustavo Gotti, aunque el mercado sigue estando reacio con Atlético en ese sector de la cancha. Zielinski espera que hacia el fin de semana haya alguna novedad importante.

 

 

 

La Gaceta