El ministro de Agroindustria afirmó que para lograr el objetivo de una mayor producción el gobierno nacional ayudará a los pequeños y medianos productores.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, ratificó la decisión del Gobierno nacional de “ayudar a los pequeños y medianos productores”, de manera de lograr una “mayor productividad, arraigo y agregado de valor” en los sitios de origen.

Buryaile participó este fin de semana en Formosa de un encuentro de actualización técnica para pequeños productores, estudiantes de escuelas agrotécnicas y universidades, organizado por la Secretaría de Agricultura Familiar.

El ministro estuvo acompañado por el presidente del INTA, Amadeo Nicora; el intendente de la localidad formoseña Laguna Naineck, Julio Murdoch; y autoridades provinciales.

Frente a un auditorio compuesto por alrededor de 600 productores de la zona, Buryaile dijo que “el gobierno tiene que ayudar a pequeños y medianos productores para que su esfuerzo no quede en manos de intermediarios. Es por esto que desde el Ministerio (de Agroindustria) estamos trabajando para que estén presentes en 62 ferias a lo largo y ancho del país”.

Buryaile señaló que a nivel país existen alrededor de 300.000 productores, “de los cuales casi el 90 por ciento son pequeños”.

En ese marco, dijo que se decidió ratificar la continuidad de la Secretaría de Agricultura Familiar “en nuestro organismo y coordinaremos acciones para conocer lo que sucede en las diferentes realidades, un trabajo que se hace en conjunto y casa por casa”.

“Nuestro objetivo es lograr mayor productividad, arraigo y agregado de valor, para eso acercaremos tecnología de procesos, comercialización y capital operativo “, enfatizó.

La actividad estuvo organizada por la coordinación de la SAF Formosa junto con el IPAF (Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar), región NEA, que trabaja bajo la órbita del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria

Por su parte, Nicora sostuvo que “los IPAFs tienen una historia de no más de diez años en el INTA, por medio de los cuales tenemos la posibilidad de atender a todos los estratos de productores con distintas estrategias”.
Asimismo, aseguró que deben “generar un mayor vínculo entre los pequeños productores y el Instituto para la Agricultura Familiar”.