El DT confía en armar un equipo competitivo para estar en la pelea por uno de los ascensos a Primera

El primer entrenamiento, de cara a un sueño que pasó a ser el único objetivo en Bolívar y Pellegrini, llega a su fin. Muchos hinchas “invaden” la zona de los vestuarios para sacarse fotos con los protagonistas del ascenso. Una de las más codiciadas es la de Diego Cagna, el técnico que logró sacar a San Martín del “infierno” y lo llevó al “paraíso”. Luego del reencuentro con sus dirigidos, atiende cada uno de los pedidos: foto por aquí, autógrafo por allá, las infaltables selfies se mezclan con los mensajes de aliento y agradecimiento.

El “Flaco” está feliz. Disfruta cada segundo de su estadía en Tucumán y lo grita a los cuatro vientos. “Estoy contento de volver al ruedo”, dice dejando en claro que disfrutó cada segundo de sus vacaciones. “Tuvimos un merecido descanso y lo aproveché en familia. Pero acá estamos nuevamente”, agrega entre risas.

Otro duro desafío

El ascenso cambió los ánimos en La Ciudadela, pero nadie piensa bajar la vara en San Martín, que siempre está obligado a ser protagonista de cualquier torneo que deba disputar. El entrenador lo sabe y no se achica ante la situación. “Hablé con los chicos y están contentos de volver a entrenarse. Todos tenemos la ilusión de pelear objetivos importantes. Va a ser un campeonato duro, pero estamos felices de poder jugarlo”, asegura pensando en formar un equipo competitivo, cuyo objetivos será devolver a Primera división a San Martín, que no se conforma nunca con los éxitos deportivos.

“Estoy tranquilo. El tema de los refuerzos no es fácil resolver. En eso estamos. Ya van a llegar. Los hinchas deben mantener la calma porque todos queremos que este club llegue cuanto antes a Primera. Vamos a trabajar duro para conseguirlo. Que nadie dude de que eso sucederá”.

Cagna no se conformó con el ascenso a la B Nacional, ahora apuesta a ser protagonista en la nueva categoría. Sueña con un San Martín que saque pecho y que termine luchando uno de los dos cupos para llegar al fútbol grande de nuestro país. “Uno siempre trabaja para conseguir lo mejor”, remata el ex volante de Independiente y Boca, entre otros clubes, explicando que sus dirigidos deberán atender varios frentes durante la exigente temporada que se avecina. “Vamos a intentar pelear por ascender. Eso está clarísimo. Aunque es verdad que primero debemos mantener la categoría. De todos modos, una cosa va a llevar a la otra”, asevera.

Incertidumbre

El inicio del nuevo torneo sigue siendo incierto, pero el entrenador no se hace mucho drama. Sólo piensa en que sus pupilos realicen una buena pretemporada. “No es bueno que todavía no se sepa cómo será el nuevo campeonato. Me parece que a esta altura tendríamos que tener en claro todo para poder programar la actividad. Pero estamos en un momento complicado de la AFA. Ojalá se solucione pronto”, cierra Cagna, que está “chocho” de la vida en Tucumán y sólo apunta a seguir escribiendo una página dorada más en la rica historia “santa”.

La Gaceta