Diario La Escuadra. Fundado el 25 de Mayo de 2013

Tucumán ya planea la vacunación para personas de 18 y 19 años

Con la llegada de nuevas vacunas, el ministerio de Salud busca completar la vacunación de la franja etaria de 20 a 24 años, para luego continuar con...

Coronavirus en Tucumán: seis muertes y 791 casos en la mañana del jueves

El Ministerio de Salud informó que ya son 171.086 los infectados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 157.168 fueron dados de alta. El...

Por primera vez en dos meses, las camas de UTI ocupadas por coronavirus están por debajo del pico de 2020

La ocupación de pacientes en las UTIs viene registrando un descenso desde el 14 de junio, cuando se registró el pico de esta última ola con 7.969...

«Hay quienes con las muertes por coronavirus hacen su propio negocio, el de dividirnos»

El jefe de Estado inauguró una planta depuradora en la localidad de Guernica, acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel...

Arrancan las indagatorias por el retiro irregular de $11,4 millones en efectivo de la TV Pública

Este miércoles se presenta la escenógrafa Adriana Maestri, que cobró $1,9 millón en efectivo y tuvo que devolver $1.155.000. Cinco funcionarios serán indagados a partir del 4 de agosto, después de la feria judicial.

El juez federal Luis Rodríguez citó a prestar declaración indagatoria a la escenógrafa Adriana Maestri, para este miércoles 7 de julio, en la causa judicial por el retiro irregular de $11,4 millones en efectivo de la TV Pública.

También resolvió que cinco funcionarios de la TV Pública presten declaración a partir del 4 de agosto, después de la feria judicial, ya que pidieron postergar la indagatoria para analizar las pruebas que hay en su contra.

Las indagatorias a los cinco funcionarios y a la escenógrafa Maestri fueron pedidas por el fiscal federal Gerardo Pollicita; y serán por videoconferencia, en función de los protocolos establecidos por la pandemia de coronavirus.

La denuncia fue presentada por Ricardo Benedetti y Jimena Casiñeira contra la titular de RTA, Rosario Lufrano, que está a cargo de la empresa que maneja Radio Nacional y la TV Pública. A esa denuncia luego se le agregó otra de la propia denunciada Lufrano.

La causa judicial está caratulada como «Lufrano, Rosario, sobre incumplimiento de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, y malversación de caudales públicos». Allí el fiscal Pollicita planteó que la «maniobra defraudatoria» fue desplegada entre el 26 de febrero y el 8 de marzo por los funcionarios Guillermo Siaira, Ernesto Molinero, Alejandro de la Torre, Ariel Berliner y Claudio Lamalfa, con la participación de la escenógrafa Adriana Maestri, entre otros.

Los cinco funcionarios de RTA y la TV Pública extrajeron $11,4 millones en efectivo de la cuenta de RTA, «en el contexto de la puesta en marcha de la producción interna Los amores prohibidos de Belgrano«, como anticipos de gastos, «con el objeto de materializar la adquisición discrecional de diversos productos y servicios, desatendiendo la normativa regulatoria de la actividad allí desarrollada y eludiendo los mecanismos de control internos existentes en la mentada Sociedad del Estado», sostuvo el fiscal Pollicita.

Esa operación «generó un lucro indebido al no contar con la debida autorización del Directorio de RTA ni la aprobación de un presupuesto que los respaldara», agregó el fiscal. Y destacó que esa operación se vio interrumpida no por su propia decisión «sino por el estado público de la situación que llevó a la Presidencia de RTA a adoptar medidas con miras a recuperar parte de los fondos».

De los $11,4 millones, el fiscal planteó que se recuperaron $8,1 millones, mientras que del resto se presentaron comprobantes que «fueron realizados a priori en beneficio de los propios encausados y ajenos a la finalidad para la cual fueron gestionados».

La tipificación legal de los delitos investigados es de administración infiel en perjuicio de la administración pública, abuso de autoridad y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, con penas que llegan hasta los seis años de cárcel e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Los funcionarios a los que el juez Luis Rodríguez citó a indagatoria son Guillermo Siaira, director de Administración y Finanzas, que deberá comparecer el próximo 4 de agosto; y Ernesto Molinero gerente de Producción (10 de agosto), que tenían contratos con la TV Pública y presentaron sus renuncias, a pedido de Lufrano. También el tesorero Claudio Lamalfa (12 de agosto), que sería quien retiró los $11,4 millones de la sucursal del Banco Itaú que está dentro de las instalaciones del canal estatal.

Además, el juez citó a indagatoria para el 5 de agosto a Alejandro de la Torre, director adjunto de Administración y Finanzas, y Ariel Berliner, subgerente de Producción (11 de agosto), que tienen prohibido el ingreso al canal, desde hace más de dos meses, pues tienen cargos de planta permanente, así que las autoridades prefirieron esperar a que terminen los sumarios administrativos para resolver si los echan del canal.

La sexta persona que el juez convocó a indagatoria es Adriana Maestri, quien debe presentarse este miércoles 7 de julio. La escenógrafa no es empleada de RTA ni de la TV Pública, pero obtuvo «indebidos beneficios» de la operación irregular, al igual que los funcionarios públicos, «provocándose como contracara de ello un perjuicio económico en las arcas públicas», sostuvo en su dictamen el fiscal Pollicita.

La escenógrafa Maestri es la única proveedora citada por el juez Rodríguez. Es que ella cobró a principios de marzo $1,9 millón en efectivo de manos de los funcionarios de la TV Pública, por su participación como directora de arte en la miniserie, sin concurso ni contrato, según surge del expediente judicial al que tuvo acceso Clarín.

Su caso fue puesto como ejemplo por el fiscal Pollicita de las irregularidades detectadas en la empresa RTA, que está a cargo de Rosario Lufrano.

«El beneficio irregular a terceros se advierte palmariamente en el pago realizado a Adriana Maestri, a quien se abonó un monto total de $1.900.000, sin ningún tipo de respaldo contractual y mediante compra directa, infringiendo con esto último lo previsto en el Reglamento de Contrataciones», sostuvo el fiscal Pollicita.

«Tan evidente fue el direccionamiento espurio de esta disposición patrimonial que el pago de $1.900.000 se realizó en su totalidad sin que el trabajo presuntamente comprometido se encuentre terminado, sumado a que no obra un documento que especifique los alcances del servicio contratado, su forma de ejecución, los plazos de entrega, los productos a adquirir, modalidad de contratación y/o adquisición de aquellos, tal como es costumbre ante cualquier compra en la que se comprometen fondos públicos», destacó Pollicita.

Ante el escándalo que generó el retiro irregular de $11,4 millones en efectivo, de los cuales $1,9 millón fueron para Maestri, la escenógrafa tuvo que devolver todo lo que no había gastado, que era $1.155.000. Por los otros 745.000 «presentó una rendición que puede ser objetada», dijo el fiscal Pollicita, ya que los «comprobantes aportados eran simples ‘recibos’ y no facturas conforme exigía» la normativa vigente.

Por el contrario, Maestri aseguró a Clarín que «presupuestamos todo y arrancamos con mi taller. Presenté factura de 1.550.000 más IVA. Compré madera, caños, pintura, cúter, telas, listones, palos, etcétera y gasté 745.000 final. El 8 de marzo comenzamos el armado en Mercado Central del primer decorado. A las 19 horas me llaman y me dicen cuánto había gastado de lo que me dieron. Me dijeron que lleve lo que había sobrado, que había una denuncia, así que a las 23 horas voy al canal con 1.155.000 pesos. Nos encontramos con las chicas de vestuario y producción, todas estábamos devolviendo la plata y haciendo rendiciones de emergencia».

Desde que estalló el escándalo en la TV Pública, hace casi cuatro meses, ya se fueron diez funcionarios, incluyendo dos directores ejecutivos de la TV Pública: Eliseo Alvarez, que sufrió picos de presión cuando estalló el escándalo; y Leo Flores, que duró solo una semana en el cargo por presiones ideológicas de sectores ultracristinistas y tuvo que volver a su cargo anterior, como gerente artístico del canal.

El caso se conoció cuando Clarín reveló en marzo pasado que un directivo de la TV Pública retiró varios millones en efectivo de la cuenta que el canal tiene en el Banco Itaú, para pagar gastos de producción de una ficción sobre Manuel Belgrano; y que las autoridades del canal habían iniciado una auditoría interna y le habían reclamado a los directivos implicados que devolvieran ese dinero y entregaran los comprobantes de los pagos que realizaron esos días, ya que debían hacer las operaciones en forma electrónica, pues está prohibido el pago en efectivo y sin contrato a los proveedores de la TV Pública.

Quién es Adriana Maestri

Adriana Maestri tiene una amplia trayectoria. Fue directora de arte en la película «Puerta de Hierro, el exilio de Perón»; trabajó en la ambientación de otras películas, como «Historias mínimas», «Felicidades» y «Facundo, la sombra del tigre». También participó en la ambientación de la oficina de Evita en el CCK; en la escenografía del recital que Charly García dio en el Teatro Colón, en 2013; y diseñó la puesta en escena del recital que dio Fito Páez con su último disco, «La conquista del espacio», entre otras actividades.

La escenógrafa ya había sido contratada el año pasado para trabajar en la misma miniserie, para hacer la preproducción, por la que cobró $187.550, que según dijo a Clarín luego repartió ese dinero con una escenógrafa y una ambientadora.

Pero en febrero de este año la TV Pública resolvió avanzar. Y la contrataron como directora de arte, para que se ocupe del vestuario, la escenografía y la ambientación de la miniserie.

«Había mucha presión para comenzar a grabar a mediados de marzo. Había que estar al aire el 20 de junio sí o sí», contó Maestri a Clarín. Y eso explicaba el apuro que pusieron los funcionarios, para cumplir con las directivas de las autoridades del canal, que querían estrenar en esa fecha.

Maestri era una escenógrafa que fue convocada por el director de la miniserie, Alberto Lecchi, pero que también era conocida por funcionarios del Gobierno nacional, ya que fabricó los muñecos «patriotas» de Zamba y San Martín, que se emplazaron en Tecnópolis.

Además, luego realizó la reconstrucción del muñeco de San Martín, en 2020, con fuertes críticas a la gestión macrista. «Recuperamos la cabeza porque el cuerpo estaba todo roto», dijo Maestri en aquella oportunidad. Y agregó: «La verdad que lo desguazaron. Fue un bajón, porque podrían haberlo desarmado y cuidado».

La recuperación del muñeco gigante de San Martín fue una de las principales medidas en el arranque de la gestión del ministro de Cultura, Tristán Bauer, quien planteó que la reconstrucción de ese muñeco tenía que ver con la recuperación de la memoria, porque el macrismo había dejado «tierra arrasada» en Tecnópolis.

«Lo simbólico estaba destruido y deteriorado. Poner la figura de San Martín ahí es recuperar la historia y la memoria, ya que el pasado común tiene que estar contemplado para proyectarnos al futuro, son nuestros líderes que dieron su vida a las mejores causas», planteó Maestri en esa ocasión, en una entrevista con la agencia estatal Télam.

Sin embargo, poco después ella misma se vio envuelta en una causa judicial, por el manejo de dinero en la TV Pública para la miniserie de Belgrano, por la que tendrá que prestar declaración indagatoria.

Clarin