Un diario destapó el caso que involucra al republicano Tim Murphy justo cuando la Cámara de Representantes votó el martes el proyecto de ley que prohíbe casi todos los abortos después de las 20 semanas de embarazo y contempla multas y penas de prisión.

Un legislador estadounidense que patrocinó el proyecto de ley para penalizar el aborto tardío anunció el miércoles que no buscará la reelección el próximo año, después de que un informe revelara que instó a su amante a hacerse un aborto.

“Después de conversaciones con mi familia y equipo, he decidido no buscar la reelección al Congreso al final de mi mandato actual”, anunció el republicano Tim Murphy, popular entre los miembros del movimiento pro-vida, en un comunicado según el diario Pittsburgh Post-Gazette.

“Planeo pasar los meses que me quedan en el cargo continuando con mi trabajo como líder nacional en la reforma de salud mental, así como asuntos que afectan a las familias trabajadoras en el suroeste de Pensilvania”, agregó.

Las críticas a Murphy surgieron cuando el Gazette publicó un artículo sobre el estridente escándalo sexual, justo cuando la Cámara de Representantes votó el martes el proyecto de ley que prohíbe casi todos los abortos después de las 20 semanas de embarazo.

Murphy, de 65 años, reconoció el mes pasado que tuvo un romance extramatrimonial con Shannon Edwards, una psicóloga de 32 años que trabajó con él en la ley sobre salud mental.

El martes, el Gazette informó que Edwards envió un mensaje de texto a Murphy en enero en el que le recriminó por una declaración anti-aborto en su cuenta de Facebook.

“No tienes ningún problema en publicar tu postura pro-vida por todos lados cuando no tuviste ningún problema en pedirme que aborte a nuestro hijo la semana pasada, cuando pensamos que era una de las opciones”, escribió Edwards sobre una aparente falsa alarma de embarazo, informó el Gazette.

Murphy está casado con Nanette Missig y tiene una hija adulta, Bevin.

El jefe del comité nacional republicano del Congreso, Steve Stivers, dijo que aunque estaba “extremadamente decepcionado” con la conducta de Murphy, seguía confiando en que el distrito permanecerá en manos republicanas el próximo año.

Otro legislador republicano pro-vida, Scott DesJarlais, enfrentó un escándalo similar por un aborto en 2012, pero permanece en el Congreso.

La Cámara de Representantes del Congreso, dominada por los republicanos, aprobó el martes un proyecto de ley respaldado por la Casa Blanca que prohíbe el aborto después de las 20 semanas de gestación.

La propuesta legislativa, patrocinada por el legislador republicano Trent Franks (Arizona), fue aprobada por 237 votos a favor y 189 en contra.

Con excepciones como en casos de violación, incesto o para salvar la vida de la mujer, el proyecto criminaliza practicar o intentar un aborto después de las 20 semanas de embarazo y contempla multas y penas de prisión.

No obstante, es probable que se repita lo ocurrido en 2015 y esta propuesta legislativa fracase en el Senado, donde la mayoría republicana es más estrecha y hay una oposición muy fuerte entre los demócratas a restringir el derecho al aborto.