Luego de dos años fuera de los seleccionados argentinos Tomás de la Vega vuelve a estar en un plantel y es uno de los convocados para afrontar el Americas Rugby Championship. Su currículum con la albiceleste es amplio. Jugó con los representativos nacionales M19 y M20, Pampas XV, Jaguares y 12 partidos con Los Pumas entre 2011 y 2014.

“Esta convocatoria la tomo como una alegría, como una nueva oportunidad. La verdad que con muchas ganas de aprovecharla”, le cuenta el jugador de CUBA a Scrum y agrega: “Venía hablando con algunos entrenadores y estaba con ganas de volver y muy mentalizado”.

– ¿Qué expectativas te genera esta nueva vuelta a un seleccionado?
– Las mejores. Primero que nada paso a paso y disfrutar de esta semana, después vamos a estar concentrando y nos vamos a conocer más como grupo aunque la mayoría de los chicos ya nos conocemos ya que jugamos en algún equipo o en contra en algún campeonato. Esta primera semana hay que darle duro, yo conozco un poco el sistema y eso se me va a hacer bien.

– ¿Esperabas la convocatoria?
– En 2014 dejé el seleccionado por un problema ajeno al rugby. El 2015 fue un buen año pero tuve que operarme los hombros a fin de año, así que tuve que esperar 10 meses para volver a jugar y en 2016 ya estaba convencido que tenía que volver con todo. Le metí mucha garra a la recuperación y la verdad es que por suerte me fue bien.

– ¿Pudiste hablar con el entrenador Felipe Contepomi?
– Tuve la suerte de hablar con Felipe. Cuando yo debuté en Los Pumas él todavía jugaba así que tuve la suerte de compartir algunos partidos con él. Tengo una buena relación, charlamos un poco y me pone muy contento poder sumarme. Estoy con ganas de aportar al equipo.

– ¿Cómo lo ves al torneo?
– Lo tomo como un desafío, el año pasado no fui pero vi los partidos por la tv, hubo algunos muy duros, seleccionados que crecieron mucho como Estados Unidos y Canadá. Uruguay está en ascenso, lo mismo que Brasil y Chile por lo que será un gran desafío para el equipo.

– ¿Te ilusiona poder acceder a otro seleccionado?
– Sí, obvio. Sino no estaría acá. Volver a jugar en Los Pumas sería un sueño. Pero tengo que ir tranquilo, primero pensar en Argentina XV, en el torneo y después como todos queremos estar en el sistema e históricamente todos intentamos llegar a Los Pumas que es lo más alto.

– ¿En qué momento te llega como jugador?
– Me llega muy bien, con 26 años y desde los 18 años que juego en seleccionados. Tuve la suerte de jugar en varios. En cuanto a lo físico creo que estoy en mi madurez y me siento muy bien. Mentalmente me llega en un gran momento y me siento con todas las armas para encarar esta etapa.

 

 

 

ESPN