En la larga protesta que mantiene el sector docente por reclamos salariales en la vecina provincia de Santiago del Estero que vienen manteniendo desde principio de año y que hasta el momento no hubo acuerdo, unos docentes decidieron aumentar las medidas de sus reclamos decidiendo encadenarse una frente a la Iglesia Catedral de la ciudad capital y otra docente frente a la casa de gobierno.

Consecuencia de ello una de las docentes se descompenso y tuvo que ser internada, recibiendo òsteriormente la visita de la Gobernadora Claudia de Zamora.

Apul2Vvflez5ytqBCeqVWJMfZbSo1q_h0Ud3Q_h0pXXn

Cabe recordar que las marchas y movilizaciones se vienen realizando con distintos ribetes que pasaron con represión policial y multitudinarias marchas en las Termas de Rio Hondo durante el fin de semana que se desarrollo el Moto GP.

Mirna Morales, docente de las escuelas 774 y Homero Manzi, de Añatuya, sufrió una descompensación este miércoles a la mañana y tuvo que ser internada, tras permanecer encadenada desde la jornada del martes. Luego, la gobernadora Claudia de Zamora la visitó personalmente en el hospital Independencia.

La mujer estaba acompañada por otros docentes. Algunos de ellos se resistían a que sea trasladada al centro médico mientras su salud se deterioraba, según el diagnóstico del servicio de emergencia que llegó al lugar.

La maestra, Mirna Morales, llegó al nosocomio con baja de presión y crisis de nervios, según relató el ministro de Salud Luis Martínez, quien agregó que “la necesidad de ella era hablar con la gobernadora y acercarle una carta. Poder planterale su sentir. Ella misma  me manifestó que comenzaron a aparecer personas que nada tenían que ver con esto y que ni los conocía”.

“Ella se siente usada. Lo único que quería era poder expresarse. Algunos compañeros, que ella ni los conocía, no la dejaban subir a la ambulancia”, señaló el ministro.

La docente recibió atención médica inmediata de los doctores Mariano Pagani, Marcela Coronel y Pablo Franzoni de dicho hospital.

Por otra parte, Mirna expresó sollozando, que quiso “hacer escuchar la voz del docente del interior. “La gobernadora Claudia de Zamora me habló de manera sencilla, mirándome a los ojos, que está haciendo todo para mejorar nuestra situación. Nos pidió que seamos pacientes. Creo en Dios y confío en ella, que sé que lo va a cumplir”, señaló la docente.

Además, Mirna Morales agregó: “la miré a los ojos y vi sinceridad. No me he sentido presionada. Me permitió que me expresara y eso valoro. Me quedo conforme y sé que nuestra situación va a cambiar. Mi postura es volver a las aulas porque amo la docencia”.

“Ella me ha mostrado respeto. Yo ya no quiero estar en la calle, quiero volver a las aulas. Me estaba desgastando fisicamente y quería volver a las aulas. Yo les voy a transmitir esto a mis compañeros y ellos lo van a comprender. Vamos a volver a las aulas, porque las cosas sí van a solucionarse”, puntualizó.