Esta semana nos visito el arquitecto urbanista colombiano Gustavo Restrepo Lalinde quien con una admirable vocación desarrollo la forma en que el urbanismo concibió a la ciudad de Medellín – Colombia, de un gran cambio cultural a través de la infraestructura.

El pasado martes 2 de marzo el arquitecto colombiano se presento en la Casa de la Cultura de Yerba Buena, presentado por el intendente de esta ciudad y ante la presencia de una gran cantidad de profesionales de la construcción, estudiantes de arquitectura, entre otros ciudadanos. Aquí desarrollo su experiencia personal en el gran cambio planificado y edificado para la ciudad de Medellín, donde al igual que muchas ciudades de Latinoamérica se enfrentaron a grandes problemas sociales y edilicios.

La manera de organizar y planificar la urbanización de dicha ciudad, se explico en la hora y media que duro la charla dejando al descubierto quienes son los participes del urbanismo, cuales son los factores de condicionamiento y cuáles son los tiempos necesarios para poder hacer del “hábitat” humano un hábitat urbano.

Entre los puntos claves que se tocaron y que tienen una profunda relación con los centros urbanos como Tafí Viejo, Yerba Buena y San Miguel de Tucumán esta el lineamiento necesario que debe haber entre ciudadanos y funcionarios, un fluido y constante debate que permita encausar los requerimientos urbanísticos que necesita la sociedad. En un marco donde los funcionarios cuenten con el debido equipo de trabajo, capacitado, para escuchar y proponer resoluciones a los problemas.

Habiendo hecho un relevamiento de los problemas, las condiciones sociales, los requerimientos, entre otros factores, el Arq. Gustavo Restrepo profundizó mucho más en esto. Habló sobre políticas públicas que permitan un acuerdo entre la construcción pública y la privada para llegar a un proyecto que permita un beneficio a toda la sociedad. Las reglas claras se deben mantener y los proyectos de la misma manera sin ser influenciados por los políticos de turno.

Contribuir a una planificación del hábitat urbano con todos sus sectores tomados en cuenta para generar un plan que vincule y equilibre a todos, brindará un espacio en el cual el desarrollo social será más seguro, culto, fluido y digno.

El habló de incorporar medios de transportes públicos que conecten las distintas partes de una ciudad de manera más rápida y así mediante la mejora de este sistema, lograr erradicar al vehículo particular de zonas donde la infraestructura no da abasto.
También se planteo la revalorización de los abandonados espacios industriales como es el caso de los talleres de Tafí Viejo para nuestra provincia; el cuidado de los ríos, el trabajo social conjunto y la reutilización del suelo mal edificado para generar huertas que beneficien a quienes habitaban esos terrenos. El dijo que los funcionarios y urbanistas deben trabajar para los habitantes de las periferias, aquellos que están viviendo en condiciones de hacinamiento y abandono por parte de la sociedad y comenzar por fijarse menos en priorizar lo visible para el turismo, ocultando el resto del problema.

Los barrios privados fueron un tema que como siempre muy polemizados surgió como critica a la manera en que son edificados, rodeados por muros mostrando su rechazo al espacio que los rodea, a sus vecinos, dejándoles inseguridad y rechazo.

En fin, el conocimiento que brindó el Arq. Gustavo Restrepo Lalinde sin duda algunas nos deja en claro que si en estos próximos años queremos un espacio urbano digno de habitar necesitaremos tomar cartas en el asunto tanto funcionarios, empresarios y ciudadanos para llegar a la planificación de un proyecto ciudad que pueda dar marcha a un cambio edilicio y cultural y así podamos concebir y disfrutar al urbanismo que nos cobija.

Biografía e información sobre el Arq. Gustavo Restrepo Lalinde : gustavorestrepo.jimdo.com/

Informa: Javier Ruiz