El Dakar 2014 correrá hoy su décima etapa, la segunda en el desierto de Atacama, que será clave para aquellos que tengan que sacar diferencias en la recta final de la competencia, que finalizará el sábado en Valparaíso, Chile.

La etapa unirá Iquique con Antofagasta y tendrá un total de 688 kilómetros, con una prueba especial de 446 kilómetros, que se correrá en dos tramos divididos por un neutralización de 185, cada uno de ellos muy diferentes.

La hoja de ruta advierte que los primeros 200 kilómetros habrá arena, por lo que la navegación será clave desde el vamos y tomar el camino equivocado significará un error que costará muy caro desde el inicio.

La segunda parte envolverá a los competidores en nubes de polvo porque abundará el fesh-fesh, algo que ya padecieron en su primer día de incursión en el desierto de Atacama.

Finalmente, después de las dunas y el polvo, llegará el serpenteo por las minas de la región de Antofagasta y -entonces- lo peor del día casi habrá pasado.

Los que terminen la etapa disfrutarán doble al llegar al campamento, ya que además de cumplir otra etapa que los acerca al final, se embelesarán al ver asomar desde el Pacífico al peñasco de La Portada, a escasos metros del vivac de Antofagasta.