La jornada de ayer dejó el saldo de dos fotógrafos cordobeses muertos y seis pilotos heridos.

El Dakar se caracterizó, históricamente, por la cantidad de víctimas que se cobró y accidentados que dejó, siempre, a lo largo de la exigente competencia. Y el tramo Chilecito-Tucumán no quedó ajeno a esta triste historia.

En la jornada de ayer hubo que lamentar el fallecimiento de los fotógrafos cordobeses Agustín Mina y Daniel D´ambrosio, que se dirigían a nuestra provincia a bordo de una camioneta que volcó en una curva cerrada en la Cuesta de Chilca, saliendo del departamento de Andalgalá, Catamarca. Las víctimas viajaban en el vehículo con sus colegas, el peruano Álvaro de Quesaday el también cordobés Martín Delgado. Ambos fueron trasladados inmediatamente al Hospital Regional de Concepción.

De Quesada presenta un traumatismo en el hombro derecho, en tanto Delgado terminó con un traumatismo de tórax y se encuentran fuera de peligro.

La camioneta fue encontrada por un conductor que pasaba por la zona y logró ver el hecho e informó a las autoridades policiales quienes llegaron al lugar para ayudar a las víctimas.

Ya en lo que tiene que ver con la competencia, el motociclista español Gilbert Escalé, se encuentra en estado delicado tras haber sufrido hoy un accidente con su moto. “Tiene politraumatismo renal hepático y de pelvis, además de contusión pulmonar y recientemente lo pasamos a terapia intensiva”, comento a LG Deportiva el jefe de guardia del hospital, el doctorJorge Flores.

Escalé corría por primera vez el Dakar y se ubicaba en el puesto 108 de la clasificación general al comenzar la quinta etapa.

El francés Alain Germet es otro de los accidentados de la jornada. “El motociclista ufrió un traumatismo de cráneo y fractura de columna cervical”, contó el jefe de guardia.

Por su parte, el mendocino Adrián Yacopini (autos) que fue atendido por un traumatismo de tórax, abdomen y cráneo, fue dado de alta en horas de la tarde.

Otro que se encuentra en estado delicado es el español Enric Martin Flix. “El paciente muestra una contusión pulmonar bilateral. En estos momentos lo pasamos a terapia intensiva para tenerlo mejor controlado”, dijo el doctor Flores. Asimismo, el piloto brasileño Darío Julio De Souza, quedó internado y en observación, con fracturas múltiples en la clavícula, costillas y pelvis. Lo positivo es que se encuentra lúcido y estable.

El Dakar sigue sumando víctimas con el correr de las ediciones. Hasta el momento son 23 los participantes que perdieron la vida en plena competición. El primero fue en 1979, cuando el motociclista Patrick Dodin murió tras una caída con su moto.

Varios fallecieron en nuestro país. Los motociclistas Pascal Terry (en 2009) y Jean-Michel Baron (2010) fueron los primeros que fallecieron en Sudamérica. Posteriormente los pilotosJorge Martínez Boero (2012) y Thomas Bourgin (2013) engrosaron la lista.

Pero no solo participantes fueron los que dejaron la vida en las rutas del rally. Entre pilotos, espectadores o gente ligada a los alrededores, suman otras 31 víctimas más. Los periodistas cordobeses fueron los más recientes. El caso más llamativo se dio en 1986, cuando el fundador de la prueba, el ex piloto francés Thierry Sabine, se estrello en su el helicóptero en el que viajaba junto a otros cuatro pasajeros mientras seguían la competencia.

Lás víctimas fatales y los cientos de accidentados a lo largo de los años, hablan de una competencia de por más rígida.

En la edición 2014, con apenas cinco etapas finalizadas, dos personas perdieron la vida. Aún queda mucho camino por recorrer y las exigencias en los desiertos es mayor. La alarma ya se encendió.

DESDE LA RUTA DAKARIANA

Para matar el calor y el tierral 

Los camiones cisternas del hipódromo y de diferentes organismos públicos regaron permanentemente el interior del vivac para evitar que se levantar tierra con el andar de los vehículos. Aprovecharon la oportunidad para alcanzarle agua a los integrantes de los equipos. Eso sí, uno de los camiones ingresó por un lugar prohibido, por lo que se topó de frente con los competidores. Los que presenciaron el incidente, reprobaron con silbidos la conducta del chofer del vehículo oficial.

Picardía a la tucumana

Los vendedores ambulantes que comercializaron bebidas pasaron al frente. No sólo porque vendieron muchísimo, sino porque decidieron recargar con gaseosas las botellas pequeñas. Un cronista de LG Deportiva se llevó una desagradable sorpresa cuando probó el agua saborizada que compró.

Reginato estuvo en el hipódromo

Miguel Reginato, pese a haber abandonado el martes la prueba, se dio una vuelta por el hipódromo para cumplir con los auspiciantes. La camioneta que utilizó su hijo “Miguelito”, que también desertó de la competencia, también estuvo en el vivac.

El sulki fue un gran atractivo

Fue una idea del Ente Tucumán Turismo y fue muy bien recibida por los visitantes. Pusieron a disposición de ellos varios sulkis para que dieran un paseo por el óvalo del hipódromo.

 

La Gaceta