Atlético no pierde ante ninguno de los cinco gigantes de nuestro fútbol desde hace cinco años

En menos de un mes se cumplirán cinco años desde la última derrota que sufrió Atlético ante uno de los cinco grandes del fútbol argentino en partidos oficiales. Fue el 12 de mayo de 2012 en el Monumental y en ese partido se apreció lo que no se apreciaría en los siete partidos siguientes que jugaría ante equipos de esas características: la diferencia de categoría.

Con David Trezeguet, Fernando Cavenaghi, Carlos Sánchez y Alejandro Domínguez a la cabeza, y a pesar de que Atlético arrancó ganando, el equipo de Matías Almeyda en ese entonces dio una lección de fútbol en el José Fierro provocando comentarios que ya no se escucha en las tribunas: “contra estos equipos no se puede hacer nada”.

Las diferencias de presupuestos e infraestructura entre Boca, River, San Lorenzo, Racing e Independiente y el resto de los equipos -entre ellos Atlético- siguen siendo las mismas pero el “Decano” se las ha ingeniado para no solo hacer algo contra los grandes sino también, algo importante.

“Jugamos ante San Lorenzo, que tiene un plantel de mucha jerarquía y un presupuesto mucho mas alto que el nuestro”, advierte Pablo Lavallén.

“Nos gustan esa clase de partidos. En la previa sentíamos que era importante levantarse ante un rival de esa magnitud”, reconoció Fernando Zampedri tras el 1-0 a San Lorenzo. Justamente él acompaña esta especialidad del equipo, de manera individual: le marcó a cuatro de los cinco grandes desde que está en Atlético. Solo le falta River.

Zampedri blanquea parte de la mentalidad “decana” para enfrentar estos partidos. La teoría se comprueba cuando termina perdiendo partidos ante equipos menos importantes. El desafío será encontrar la motivación en estos duelos, también.

Es que desde ese 2-4 que encajó ante River, Atlético jugó siete partidos contra ese tipo de equipos y no perdió ninguno.

Tres victorias ante Independiente (dos en la B Nacional y otra a finales del año pasado en Primera); un triunfo y un empate ante Boca (a principios y a finales del año pasado); le ganó a Racing (en su regreso a Primera) y el domingo a San Lorenzo.

Con estos cinco triunfos y dos empates, queda claro que Atlético sí puede hacer algo contra los grandes.

Quizás por eso no le asuste esta fase del torneo en el que debe enfrentarlos seguidos. El domingo se deshizo del “Ciclón”, el sábado irá por Racing y luego debe recibir a River, aunque este cotejo podría reprogramarse.

La Gaceta