Atlético sabe que jugará contra el club más ganador a nivel nacional de Brasil pero le sobra confianza. “Podemos ganar”, dicen los futbolistas e integrantes del cuerpo técnico.

El domingo se despide y los corazones comienzan a latir más rápido. La ansiedad crece minuto a minuto. La final contra Palmeiras, por la última fecha del grupo 5 de la Copa Libertadores, es inminente. La espera llega a su fin. El partido contra el “Verdao” está programado para el miércoles, a las 21.45, pero se juega desde hace varios días en la cabeza de los “Decanos”. “El partido más importante de la historia del club”, según la definición del técnico Pablo Lavallén, llega en un momento especial ya que el equipo viene de darle una lección de fútbol a Banfield, en el Monumental.

Atlético está de buenas, copado por el desafío internacional y entonado por lo realizado en su última presentación en el Torneo de Primera. El viernes no hubo dos Atléticos como venía sucediendo últimamente. Estuvo el que sorprendió en Quito a El Nacional; el que eliminó a Junior de Barranquilla; el que le ganó a Peñarol y a Wilstermann. Ese Atlético viajará hoy rumbo a San Pablo, la tierra donde por tradición y estadísticas triunfalistas manda Palmeiras, el máximo ganador de títulos nacionales de su país (tiene nueve), y dueño, además de otros tantos lauros locales como tres Copas de Brasil. También obtuvo una Copa Mercosur (1998) y una Libertadores (1999).

A simple vista, Atlético sería David dispuesto a enfrentar a Goliat, el máximo candidato a ganar la edición 2017 del torneo continental. “No lo veo así. El fútbol se ha emparejado mucho. Es verdad que ellos tienen jugadores con una jerarquía enorme que nos triplican o cuadruplican en el presupuesto. Sin embargo, cuando entremos a la cancha seremos 11 contra 11”, habla Franco Quiroga como si en el viaje que se viene se estuviera por jugar el clásico del barrio, el que dejará al ganador como dueño absoluto de la canchita de la cuadra. Atlético no le teme a Palmeiras.

“No tengo idea de las estadísticas ni de los números, de ni cuán grande puede ser Palmeiras. Sólo sé que vamos a estar en igualdad de condiciones en la cancha y que nosotros estamos preparados para ganarlas”, pone la firma Rodrigo Aliendro.

Otra ecuación no cabe en este cuento de hadas que el “Decano” piensa extender hasta los octavos de final, al menos. Para concretarlo, primero deberá vencer a Palmeiras y después esperar un resultado favorable de Peñarol contra Jorge Wilstermann, hoy escolta del “Verdao” (10), con nueve puntos. Atlético tiene 7, y si no quiere depender del ya eliminado “Carbonero”, que no juega por nada, debe vencer a los brasileños por dos goles de diferencia.

“Se puede”, confía Ignacio Canuto. “Estoy convencido de que podemos ganar. Acá fue parejo y debimos haber ganado ese partido”, hace memoria el defensor y recuerda lo que fue el 1-1 en el debut del “Decano” en la Copa, hace ya bastante tiempo.

“Este equipo ha demostrado saber jugar este tipo de partidos. Le sientan bien. Entonces, ¿por qué no confiar que vamos a ganarlo?”, apela a la motivación Nery Leyes.

El volante tiene razón. Si algo le sobró a Atlético en esta Copa Libertadores fue coraje para ir adelante. Le salió bien en algunos partidos y mal en otros, pero jamás dejó de ir al frente. Eso es lo que hoy valora el plantel, el cuerpo técnico y sus hinchas. Ganarle a Palmeiras es un sueño tan posible como todos aquellos que Atético ya cumplió y disfrutó, antes y durante el torneo continental. Porque si hay un equipo que supo escribir y reescribir su historia, ese fue Atlético.

Bajó la fiebre del “Pulguita” y el temor de Lavallén

Sin Zampedri y con Menéndez recién recuperándose de un desgarro, que Rodríguez tenga fiebre a días de un partido clave no fue la mejor noticia. Por suerte, ayer el delantero se levantó con varios grados menos y pudo participar de un ensayo liviano.

El último ensayo en la provincia

El plantel entrenará desde las 11 en el estadio (a puertas cerradas) en lo que será la última práctica antes del viaje. Luego de la actividad, almorzarán juntos y partirán hacia el aeropuerto donde a las 14, sale su vuelo a Buenos Aires. Luego, viajarán a San Pablo.

Los 19 elegidos

Tras la práctica de ayer, Lavallén dio la lista de viajeros: Lucchetti, Di Plácido, Bianchi, Canuto, Evangelista, Aliendro, Leyes, Álvarez, Barbona, Rodríguez, Menéndez (serían titulares), Ayala, Meza Britez, Rosales, Palomino, Quiroga, Cuello, Acosta y González.

Primera derrota para Cuca

Desde el debut del nuevo DT de Palmeiras a principios de mayo y luego de la derrota en Bolivia ante Wilstermann, el equipo había jugado dos partidos y ganado en ambas ocasiones. Ayer, Cuca conoció la derrota: fue 1 a 0 ante Chapecoense por el Brasileirao.

Los dirigentes de Palmeiras, indignados

Palmeiras rechazó la sanción de la Conmebol tras los incidentes con Peñarol: multa de U$S 80.000, tres partidos como visitante sin su hinchada y cinco fechas a Felipe Melo. “Peñarol, responsable de la seguridad del partido de ida, no cumplió con su función y recibió una sanción menor al Palmeiras, víctima de una emboscada y otros crímenes”, dice un comunicado redactado por el “Verdao”, que además anticipó que apelará.