En una charla con LA GACETA, el funcionario macrista manifestó que uno de los ejes centrales es desterrar la burocracia El ministro Andrés Ibarra señala que, para tener mejores servicios, hay que promover la jerarquización de los empleados y los concursos

Un Estado más profesional, con su plantel preparado para atender, en tiempo real, la demanda de los ciudadanos, pero que tenga más incentivos para hacer una verdadera carrera dentro del sector público. Ese es el espíritu del “Compromiso Federal para la Modernización del Estado” que ayer presentó el presidente Mauricio Macri y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, y al que adhirieron 13 gobernadores. “Estoy convencido de que estamos frente a la oportunidad de generar un Estado más profesional, con compromiso y con calidad en los servicios que presta, sea nacional, provincial o municipal”, dijo ayer Ibarra, durante una entrevista telefónica con LA GACETA.

-¿Cree que se sumarán más provincias a este compromiso por contar con un Estado más ágil?

-Presencialmente estuvieron estos gobernadores (María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Lucía Corpacci (Catamarca), Ricardo Colombi (Corrientes), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán), y el vicegobernador de Chubut Mariano Arcioni. Pero está el compromiso de otros como los de Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba o Santa Fe. Esto marca un antes y un después, un hito fundacional para todos aquellos que tenemos la responsabilidad de gobernar en Nación, en provincias y en municipios. Esta transformación es necesaria para que el Estado le sirva a la gente, con servicios de calidad, más ágiles y más transparentes.

-¿Cuáles son los ejes del programa federal?

-Hay cinco ejes de trabajo específicos: desburocratizar el Estado, simplificando y agilizando los trámites; jerarquizar el empleo público; transparentar la gestión y fomentar la innovación para brindar información pública y asegurar la participación ciudadana; fortalecer la gestión por resultados y la calidad de los servicios y políticas públicas; e incorporar infraestructura tecnológica. Un párrafo especial es el que se asigna al trabajo sobre el capital humano. La carrera de los empleados es tan importante como lo anterior, promoviendo concursos para la alta dirección pública y de ingresos en general. Recuperar el valor del mérito es fundamental para que la población perciba que el Estado funciona bien y es transparente en su gestión.

-¿Cuánto tiempo puede demandar su instrumentación?

-Es un proceso que se va construyendo todos los días. En la Ciudad de Buenos Aires nos demandó varios años y ahora el plan es para el Estado nacional, a partir del decreto que firmó el año pasado el presidente Macri. Esto significa que será un proceso gradual; todos los días puede ver estas mejoras. Hemos trabajado en el expediente electrónico. Cuando llegamos, todos los trámites eran papeles y documentaciones que circulaban en oficinas. Ahora todas trabajan con expedientes electrónicos. Este fin de semana llegamos a un millón de expedientes con esas características con más de 10 millones de documentos digitalizados. Este es un proceso inexorable y significa que entre este año y en el que viene vamos a tener todos los trámites del Estado nacional llevados a cabo a través del expediente electrónico.

¿Cuál puede llegar a ser el paso posterior?

-Creemos que luego la población va a poder realizar los trámites por la vía electrónica, desde pedir un turno para un hospital, hacer un reclamo, o trámites para la Anses o la AFIP. En mayo, por ejemplo, lanzaremos la página “MI Argentina” que le permitirá a todos los ciudadanos ingresar en ese sitio web para realizar trámites y no tener que ir, personalmente, a las oficinas públicas. Lo mismo sucederá con la ventanilla única del comercio exterior para exportar o, en materia de salud, vamos a trabajar con la cobertura universal de salud para que tengan las historias clínicas on line en todas las provincias, para que haya trazabilidad y recetas electrónicas para el retiro de medicamentos o la telesalud, que ya conectamos centros de salud desde Jujuy hasta el Hospital Garrahan para evaluar diagnósticos y que la gente no tenga que viajar y hacer la consulta presencial. Todo esto es una tarea que se construye diariamente. El gran compromiso que pidió Macri es involucrar a las provincias; muchas de ellas están trabajando, pero es necesario acelerarlo para concretar eso que se denomina la interoperabilidad, es decir que se pueden hacer trámites desde cualquier lugar, independientemente si se trata de una oficina pública, nacional, provincial o municipal. Ese es el gran desafío. Para ello habrá sistemas de capacitación y tecnología disponible, con cursos y financiamiento. Cada provincia puede construir sus propios planes de modernización, con la colaboración del Consejo Federal.

-Usted mencionaba el mérito para revalorizar a los empleados…

-Hay muchos empleados públicos orgullosos de lo que hacen, comprometido con la gestión y con este concepto de servicio público. Pero nos encontramos con un Estado abandonado, sin planes ni carreras y sin méritos, que, durante años y décadas, sólo produjo un nivel de calidad de servicios muy bajos. Esto es lo que pretendemos remontar a partir de capacitación de nuevos sistemas de gestión y con la jerarquización, que redundará en mejor productividad y eficiencia. El Estado debe dar calidad de servicios hacia sus ciudadanos.

-El Presidente dijo que hay que dejar de lado la intervención nociva que tuvo la política de convertir al Estado en un aguantadero…

-Diría que es la gran oportunidad que tenemos los argentinos para generar un Estado profesional, con compromiso y con calidad de servicio. De ninguna manera debe transformarse al Estado en un receptáculo de la mala política, en donde ingrese gente que no tiene funciones y que desvirtúa el concepto de Estado. Eso le falta el respeto al verdadero servidor público, honesto y comprometido, que va a trabajar para brindar un buen servicio al ciudadano.

 

 

 

La Gaceta