La medida prohíbe el ingreso de mercadería usada porque “suponen un riesgo para la salud y la seguridad pública y el medio ambiente en general”. Exceptúa a las donaciones.

El Gobierno oficializó este lunes la prohibición de la importación por cinco años de indumentaria y productos textiles usados, a través del Decreto 333/2017 publicado este lunes en el Boletín Oficial.

La medida, que comenzará a regir desde mañana, establece la prohibición de la importación de las mercaderías usadas para consumo, pero exceptúa los casos de donaciones mediante un “adecuado control sanitario, de la higiene y seguridad de los diversos productos que ingresan al país”.

Según los considerandos de la norma, el Gobierno consideró que la importación de estos productos “suponen un riesgo para la salud y la seguridad pública y el medio ambiente en general”.

El decreto lleva la firma de la vicepresienta Gabriela Michetti, el jefe de Gabinete Marcos Peña y del ministro de Producción Francisco Cabrera.