Habrá mayor presencia policial y se modernizará el sistema de cámaras de seguridad.

El gobierno de Mauricio Macri dio a conocer hoy nuevas medidas de seguridad para custodiar la Casa Rosada: recambio de personal policial, mayor presencia de efectivos de seguridad en los alrededores y licitaciones para modernizar el sistema de cámaras de seguridad, el ingreso con controles biométricos y un nuevo centro de monitoreo desde la Casa Militar.Las nuevas medidas obedecen en forma directa al grave incidente ocurrido hace ocho días cuando un automóvil un chocó durante una madrugada el portón de acceso de la calle Balcarce 50 e ingresó casi hasta la Casa de Gobierno. El video del hecho fue difundido hoy y causó conmoción dentro de la Casa Rosada

El encargado de la seguridad presidencial es el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis. De él depende la Casa Militar, a cargo del general José Luis Yofre, del cual dependen la custodia presidencial de la Policía Federal y la agrupación de Granaderos que cuidan el interior de la Casa Rosada y de la residencia de Olivos.

 

Los soldados de Granaderos hacen guardia en el interior de la Casa Rosada con armas largas, especialmente durante las noches. En cambio, la Policía Federal tiene la custodia del ingreso de Balcarce 24 y del perímetro de la Casa de Gobierno.

El conductor del automóvil que pretendió ingresar en Balcarce 50, cuyo nombre se mantuvo en reserva por ahora, quedó detenido en el hospital neuropsiquiátrico del penal de Ezeiza.

De Andreis y Yofre, responsables de la Seguridad de la Casa Rosada, ordenaron remover a los dos efectivos de la Policía Federal que estaban de custodia y actuaron con extrema lentitud.

Por otra parte, De Andreis dispuso un refuerzo de efectivos de la Policía Federal que custodiarán todo el perímetro de la Casa Rosada durante el horario nocturno. A partir de ahora se incrementó la cantidad de agentes apostados a lo largo de las rejas que rodean al palacio. Pero también habrá refuerzos en el portón de hierro que fue vulnerado por el auto para evitar que cualquier individuo pueda abrirlo con tanta facilidad.

Por otra parte, el secretario general de la Presidencia decidió lanzar una licitación para renovar la tecnología vinculada a la seguridad. Por un lado, se comprará un nuevo sistema de cámaras de seguridad de todo el perímetro del palacio gubernamental.

Por otro lado, se modernizarán los accesos con control biométrico para todos los funcionarios y las visitas que ingresen a la Casa Rosada. También se instalará un nuevo centro de monitoreo para que la Casa Rosada tenga imágenes e información centralizada en tiempo real de todo lo que ocurre en las adyacencias del Gobierno.

“Alrededor de 120 efectivos de la Policía Federal y de Granaderos están afectados todos los días a la seguridad de la Casa Rosada y del Presidente”, dijo una fuente oficial al diario La Nación.