Los habitantes del pequeño pueblo de Ferryland, en la costa de Newfoundland, asistieron al pasaje de una espectacular montaña de hielo

La llegada del iceberg, sin embargo, trajo también efectos colaterales. El pueblo fue asaltado por cientos de turistas y fotógrafos que no quisieron perderse el pasaje del gigante de hielo. El resultado fue el bloqueo del tránsito y de las calles de acceso.

(Reuters)

(Reuters)

Por otra parte el fenómeno es tan frecuente en la zona durante esta época del año que la Orilla Sur por la que pasó la montaña de hielo también conocida entre los locales como el “Pasaje de los iceberg”.

(Reuters)

(Reuters)