El Vaticano pidió este viernes la “suspensión” de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el presidente Nicolás Maduro, al tiempo que demandó al líder bolivariano que asegure “el pleno respeto de los derechos humanos fundamentales”.

“La Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos”, señaló en un comunicado la Secretaría de Estado del Vaticano.

En ese marco, afirmó que el papa Francisco “directamente y a través de la Secretaría de Estado, sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales” y que Jorge Bergoglio “asegura su constante oración por el País y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención”.