El “Santo” le apunta al debut en el torneo.

El conflicto que mantienen los dirigentes de los clubes con AFA repercute directamente en la vida diaria de un San Martín que no sabe cuándo comenzará a desandar su camino en la Primera B Nacional.

La crisis de la entidad madre del fútbol criollo y el dinero que los clubes del ascenso exigen a cambio de los derechos de televisación impide que en Bolívar y Pellegrini tengan en claro cuáles serán los pasos a seguir en el corto plazo.

El plantel que dirige Diego Cagna comenzó la semana con el chip programado como si el fin de semana recibiría a Argentinos Juniors por la primera fecha del torneo. “El profe Diego(Riberi) diagramó los entrenamientos como si jugáramos el fin de semana. Nosotros queremos que se solucione todo cuanto antes para que el torneo pueda comenzar”, diceCésar Taborda y al mismo tiempo explica lo difícil que resulta no tener en la cabeza una fecha estimativa para el inicio del certamen. “No es nada lindo. Me acuerdo que cuando se sorteó el fixture y supimos el primer rival, entrenamos de manera diferente. Cuando tenés una meta cercana todo cambia”, agrega el arquero.

En San Martín no están ajenos al difícil presente que se vive en el fútbol argentino. “En realidad, es un tema muy complicado porque los clubes están tratando de posicionarse bien y sacar la mejor tajada. Pero también hay algo que es claro, los jugadores estamos al margen de todo esto y hay muchos colegas que la están pasando muy mal económicamente. Está claro que no estamos exentos de la realidad el país, pero tampoco esperamos que hagan la vista gorda”, asegura Alexis Ferrero, capitán “santo” que tendrá papel protagónico en esta situación: mañana viajará rumbo a Buenos Aires para participar de una reunión en la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados, junto al resto de los capitanes de Primera y la B Nacional. Allí, el grupo definirá la postura que adoptarán frente al conflicto.

Pero más allá de todo eso, el pensamiento es positivo. “Queremos comenzar a jugar porque nos hace bien a todos. A los jugadores y a toda la gente que vive gracias al fútbol”, avisaSergio Viturro, pidiendo que la sangre no llegue al río. “Ojalá se solucione pronto”, pide.

La mano viene complicada, pero en La Ciudadela confían en que todo se solucionará por eso no descuidan su objetivo; que por estos días es Argentinos Juniors.