Estaba investigando la corrupción policial y el fin de semana había recibido amenazas.

El fiscal platense Fernando Cartasegna, quien investiga la corrupción policial, apareció golpeado y con las manos atadas en su despacho oficial, luego de haber sido agredido el fin de semana, informaron fuentes oficiales.

Cartasegna estaba en su despacho, cerrado con llave, pero los agresores lograron acceder y lo golpearon y ataron con cables de teléfono. Antes de retirarse, los agresores dejaron una nota amenazante, indicaron las fuentes.

Las fuentes indicaron que Cartasegna está fuera de peligro y solo tiene algunas heridas, producto de los golpes, pero de todos modos será llevado a un centro asistencial.

El edificio en el que se encuentra la fiscalía estaba bajo custodia de dos agentes del Servicio Penitenciario, pero a partir de este nuevo incidente quedará a cargo de la Policía Bonaerense.

El funcionario judicial, especializado en delitos de trata y pedofilia, ya había sido amenazado y golpeado el fin de semana pasado, cuando llegaba a la fiscalía.