Así lo indicó el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Atucha II empezó a operar en agosto de 2014 y en marzo de este año tuvo una parada técnica a los efectos de efectuar una inspección.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, estimó que la central atómica Atucha II volverá a entrar en servicio “a fines de julio o principios de agosto”, luego de una parada técnica que se encontró con algunos inconvenientes que son motivo de auditoría.

Atucha II empezó a operar en agosto de 2014 y en marzo de este año tuvo una parada técnica a los efectos de efectuar una inspección en la que se encontró que había algunos tubos que estaban dañados” y obligó a extender su reingreso al sistema energético.

A partir de esa evaluación y los trabajos de reparación dispuestos a través de la empresa Nucleoeléctrica, Aranguren dijo que “la estimación es que la puesta en servicio de Atucha II va a estar a fines de junio principios de agosto”.

“Estamos viendo si esto fue consecuencia de una puesta en marcha muy rápida en 2014. Hay una auditoria técnica en el tema pero nuestra preocupación principal es asegurarnos que los 730 Mw que produce Atucha II estén lo más rápido posible disponibles”, dijo en declaraciones tras la apertura de la exposición Arminera, en Costa Salguero.

Argentina y China firmarán el miércoles 17, en la ciudad de Beijing, un contrato marco para la construcción de dos nuevas centrales nucleares en el país -Atucha III y la quinta central nuclear-, con una inversión prevista de U$S 12.500 millones, confirmó el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, como parte de la visita del presidente Mauricio Macri a China.

Aranguren, dijo que “Nucleoeléctrica discute con la empresa CNNC su contraparte en China, un compromiso ya iniciado con la administración anterior y referido a los términos comerciales y financieros de una potencial inversión en Atucha III y Atucha IV”.

“Todavía estamos evaluando el lugar de ubicación de estas dos centrales y va a ser motivo de discusión en la visita”, agregó el funcionario respecto a las negociaciones pendientes en las que también se incluyen aspectos vinculados con la financiación y amortización de ambos emprendimientos.

El ministro también consideró que es posible para el país impulsar la producción local de uranio, uno de los minerales que alimenta el proceso nuclear y que podría ser parte del desarrollo de inversiones que impulsa el sector.

“Uranio es uno de los tantos minerales que Argentina puede desarrollar y siempre estamos dispuestos a encontrar formas de reducir las importaciones en el país. Hoy estamos importando uranio y si lo pudieramos producir en la Argentina de manera sustentable lo vamos a hacer, aunque siempre teniendo en cuenta las necesidades de las comunidades en donde se desarrolle”, explicó.