Se trata de Bruce Hampton el cual realizaba un concierto en la ciudad de Atlanta.

Celebraba su cumpleaños 70 haciendo lo que más le gustaba. El músico y guitarrista rockero Bruce Hampton brindaba un concierto inolvidable en el Fox Theatre de Atlanta hasta que lo sorprendió la muerte.

Cuando Bruce Hampton cayó lentamente sobre sus rodillas durante el final de su concierto estelar, admiradores y músicos pensaron que se trataba de otra de sus actuaciones extravagantes.

Al ver que el guitarrista continuaba inmóvil con el brazo sobre una parlante, la banda interrumpió abruptamente su interpretación y el público guardó silencio.

Los admiradores se veían confundidos preguntándose lo que había pasado. Mientras los paramédicos subían a Hampton a una ambulancia los admiradores gritaban ‘¡Bruce, Bruce!’ como lo habían hecho toda la noche.

Después se confirmó la noticia de su muerte. Aunque la fama y la riqueza lo eludían, era reconocido como una influencia para otros importantes músicos.