La joven quería darle una sorpresa a su novio. Murió ella, su hermano, la fotógrafa (embarazada de 6 meses) y el piloto.

La ilusión de una joven brasileña por dar una sorpresa a su novio el día de su boda acabó en tragedia el pasado diciembre cuando el helicóptero en el que viajaba junto a otras tres personas se estrelló en São Paulo, provocando la muerte de todos los ocupantes de la aeronave.

Meses después del siniestro, que conmocionó al país, el medio brasileño G1 Globo ha sacado a la luz el vídeo con las imágenes.

Además de la novia, Rosemere do Nascimento Silva, viajaban en el helicóptero el piloto, un hermano de la futura esposa y la fotógrafa, embarazada de seis meses.

La cámara de la fotógrafa, que quedó en el bosque cuatro días entre los restos del accidente, fue hallada por un hermano de Rosemere que acudió al lugar del siniestro para recuperar los objetos personales que allí quedaron.

Las imágenes han resultado muy útiles para aclarar las causas del siniestro, que todo indica a que fueron responsabilidad del piloto, quien decidió continuar la travesía pese a las malas condiciones climatológicas.