El Rojo se impusó en Rosario por 4 a 2, con goles de Bustos, Rigoni y dos de Gigliotti. Descontaron Scocco y Rodríguez.

Independiente goleó 4 a 2 al escolta Newell’s, como visitante, y le dio una mano al puntero Boca, que estiró a cuatro puntos la diferencia, en un entretenido partido jugado esta noche en el Coloso Bielsa, por la 23ra. fecha del Torneo de Primera División.
Los goles del “rojo”, que por momentos se floreó y bailó al único escolta, fueron convertidos por Emanuel Gigliotti, en dos ocasiones, Fabricio Bustos y Emiliano Rigoni, mientras Ignacio Scocco, de penal, y Maximiliano Rodríguez, en tiempo adicional, anotaron para el local.

En una noche de emociones fuertes, Independiente abrió el marcador cuando apenas habían jugado dos minutos: el volante zurdo Martín Benítez -una de las figuras del encuentro- giró por la izquierda de espaldas al arco, enganchó hacia adentro y la cruzó para la entrada de Fabricio Bustos, solo por la otra punta, quien le pegó como venía y la pelota entró en el ángulo superior izquierdo del arco local, tras desviarse en Nehuèn Paz.

Newell`s, que sufrió a los siete minutos la salida del lateral derecho José San Román por una lesión muscular, se vio obligado a cambiar el dibujo táctico: Sills bajó a marcar el lateral derecho, donde sufriò horrores con la zurda de Benítez, y el ingresado Víctor Figueroa jugó de volante central.

Newell`s buscaba con pelotazos a Amoroso, Maximiliano Rodríguez y Scocco, quienes rotaban y aparecían libres, junto a Formica, mientras Independiente jugaba igual, con una gran vocación ofensiva, que lo llevaba a desprotegerse cuando la perdía en el medio.

El juez Fernando Espinoza tuvo un arbitraje erróneo que favoreció al local en el primer tiempo, cuando no midió las infracciones con la misma vara, al extremo que amonestò a Sánchez Miño por protestar y a Walter Erviti por una infracción común, y no hizo lo mismo con faltas desde atrás y más violentas de Moiraghi y Domínguez.

De un yerro arbitral nació la jugada del empate: a los 17` Espinoza sancionó con falta un forcejeo entre Sánchez Miño y Amoroso, la acción derivó en un centro de Formica a Maximiliano Rodrìguez, por la derecha, quien mandó el centro de primera y la pelota le pegó en el brazo derecho extendido de Erviti (llegó a la quinta tarjeta amarilla). Penal y empate de Scocco, que sacó un latigazo seco, al poste derecho de Campaña.

Independiente mostró su mejor repertorio en el complemento y otra vez a los dos minutos el pibe Benítez lo ubicó a Emiliano Rigoni desde la derecha hacia el medio y el volante ofensivo enganchó hacia adentro y sacó un zurdazo furibundo, que entró abajo, junto al primer palo de Pocrjnic, en el gol que comenzó a acercar el resultado a la justicia.

El visitante continuó con su planteo de buen juego y así Gigliotti convirtió el tercero a los ocho minutos, anulado por posición adelantada, y Rigoni remató apenas alto a los 20′.

Newell’s era la antítesis porque abusaba del pelotazo a sus volantes ofensivos y delanteros, o recurría al centro salvador.
Hasta que a los 26´ el “Turri” Ezequiel Barco, el pibe de los potreros de Villa Gobernador Gálvez, enganchó y amagó ante Sills por la izquierda y le metió un centro magistral a Emanuel Gigliotti, quien clavó un cabezazo de manual y la amartilló abajo, junto al primer palo, para comenzar a asegurar la victoria.

Newell’s estaba tan desorientado que a los 31` Sebastián Domínguez, uno de sus baluartes defensivos, cometió el segundo yerro cuando se la dejó a Gigliotti por la derecha, quien gambeteó al arquero en velocidad y definió de zurda, con el arco desguarnecido.

El gol de Maximiliano Rodríguez, en el segundo minuto de adicional, recordó la capacidad ofensiva del escolta: centro de Isnaldo, cabezazo de “Maxi”, volea de Scocco, salvada del arquero y derechazo de Rodríguez, desde la derecha, para destacar la entrega de este equipo, que marcha segundo a pesar de que le deben tres meses de sueldo.

Triunfazo de Independiente, que se floreó con el buen juego de Benítez, Rigoni y Gigliotti, y la gran noche de Bustos y Tagliafico, y que ahora no sólo piensa en la Sudamericana sino en la Libertadores.

– Síntesis –

Newell´s Old Boys: Luciano Pocrjnic; José San Román, Sebastián Domínguez, Néstor Moiraghi y Nehuén Paz; Juan Ignacio Sills y Facundo Quignon; Joel Amoroso, Mauro Formica y Maximiliano Rodríguez; Ignacio Scocco. DT: Diego Osella.

Independiente: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Nicolás Tagliafico y Juan Manuel Sánchez Miño; Diego Rodríguez y Walter Erviti; Emiliano Rigoni, Martín Benitez y Ezequiel Barco; Emanuel Gigliotti. DT: Ariel Holan.

Goles en el primer tiempo: 2´ Bustos (I) y 19` Scocco (N), de penal.
Goles en el segundo tiempo: 2´ Rigoni (I); 26` y 31` Gigliotti (I) y 45` Maximiliano Rodríguez (N).

Cambio en el primer tiempo: 7` Víctor Figueroa por San Román (N).
Cambios en el segundo tiempo: 4´ Nery Domínguez por Erviti (I); 22` Eugenio Isnaldo por Amoroso (N); 31´ Sebastián Prediger por Figueroa (N); 37′ Maximiliano Meza por Barco (I) y 42′ Domingo Blanco por Benitez (I).

Amonestados: Sánchez Miño, Erviti, Gigliotti y Campaña (I). Sills y Sebastián Domínguez (N).

Arbitro: Fernando Espinoza.
Cancha: Newell´s Old Boys.