La hija del presidente de Estados Unidos, generó toda clase de comentarios en las redes por una desafortunada confusión en un restaurante.

Ivanka Trump asistió junto a su familia al restaurante Le cave di Sant’Ignazio para cenar aprovechando la gira por Italia. Cerca de su mesa había una foto de Giorgio Chinaglia, ídolo de Lazio, mirando al cielo con los brazos extendidos.

La hija del presidente estadounidense no se percató que estaba vestido de futbolista y le preguntó a uno de los trabajadores del lugar de que santo se trataba, quien le aclaró que se trataba de un deportista.

Chinaglia jugó en Lazio 209 partidos, donde marcó 98 goles. Además, disputó el Mundial de Alemania en 1974.