La designación de Juan Lima, el jueves de la semana pasada, cerró la crisis abierta con el alejamiento del productor Alejandro Cacetta.

 El juez de la cámara en lo contencioso administrativo de la Ciudad de Buenos Aires y crítico de cine, Fernando Juan Lima, nuevo vicepresidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), aseguró a Télam que “el apoyo del Estado al cine argentino no es algo que se pueda hacer sino que se debe hacer, porque es un mandato constitucional”.

La designación de Juan Lima, el jueves de la semana pasada, cerró la crisis abierta con el alejamiento del productor Alejandro Cacetta de la presidencia del Incaa en abril pasado, cargo que ocupó a partir de entonces Ralph Hayek, que a su vez dejó vacante la vicepresidencia del Incaa.

En una extensa charla con Télam, Lima remarcó algunas de las tareas pendientes del Instituto de Cine y la perspectivas que se abren a la nueva gestión, dentro de las que destacó la necesidad de consolidar una normativa administrativa que otorgue transparencia y celeridad a todo el proceso de adjudicación de créditos a la industria del cine, la obligatoria regulación del Estado para evitar la concentración del mercado y garantizar la pluralidad cultural que ofrece una producción audiovisual diversa.