Ahora se puede invertir desde el celular, firmar contratos virtuales legales y obtener créditos sin necesidad de pasar por un banco La decisión del Gobierno de avanzar con la inclusión financiera está generando nuevas herramientas para hacer negocios on line.

La decisión del Gobierno nacional de avanzar con la digitalización y la inclusión financiera produjo importantes cambios en las diferentes operaciones del sistema. De hecho, el uso de las nuevas tecnologías hace posible hoy invertir y ahorrar desde el teléfono celular, celebrar contratos de modo virtual a través de la firma digital y hasta otorgar créditos a emprendedores a partir de una plataforma de internet, según reveló una nota difundida ayer por Télam.

“Estamos alineados con la política del Gobierno de que los pagos sean cada vez más digitales y menos en efectivo”, afirmó el vicepresidente de Operaciones de Mercado Pago, Osvaldo Giménez, quien remarcó que incluir financieramente a gente que no lo está es una prioridad. “Estamos totalmente de acuerdo con este sistema”, argumentó.

Tanto es el convencimiento de los beneficios de este sistema, que Mercado Pago lanzó recientemente Mercado Crédito, una plataforma crediticia que ofrece préstamos de capital de trabajo a pequeñas y medianas empresas y emprendedores que venden a través de Mercado Libre o que procesan sus cobros con Mercado Pago, por un monto máximo de $ 800.000 a pagar en hasta 12 meses, a una tasa de 29% anual, sin comisiones ni gastos.

“Estamos ofreciendo créditos a 15.000 empresas en la Argentina por $ 1.800 millones, y apuntamos a ofrecerle a 80.000 en el primer año”, destacó Giménez, quien precisó que “en la medida que aumente la oferta de créditos, aumentaremos el monto de fondeo”.

Mercado Crédito está activo desde febrero último, cuando se otorgó el primer crédito, y hasta el momento se han entregado 4.000 préstamos a más de 3.200 pequeñas y medianas empresas y emprendedores, por $ 365 millones, con un monto promedio de $ 92.000 por operación.

Firma digital

Por su parte, Banelco se convirtió en una de las 10 autoridades certificantes licenciadas en el marco de la Ley de Firma Digital, herramienta tecnológica que permite asegurar la autoría de un documento o mensaje y verificar que su contenido no haya sido alterado. También puede utilizarse para emitir declaraciones impositivas y notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior. De acuerdo a la ley, un documento electrónico firmado digitalmente posee la misma validez jurídica que un documento en papel firmado de puño y letra.

Existen tres organismos oficiales y siete empresas privadas autorizadas para certificarla; y ellas son la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), y la Oficina Nacional de Tecnologías de Información (ONTI), las públicas.

En tanto que las privadas son Box Custodia de Archivos, Digilogix, Encode, Lakaut, Tecnología de Valores, Train Solutions, y ahora la empresa Prisma, controlante de Banelco y los medios de pago electrónicos Visa, Monedero, Todo Pago, Pagos Mis Cuentas y Lapos.

“Con la firma digital se eliminan costos y se acortan plazos. Porque no hay costos de envíos de la documentación, y también se ahorra en archivo y almacenamiento de la documentación”, explicó Valeria Melchior, gerente de Productos en Prisma.

La ejecutiva indicó que la firma digital facilita la realización de trámites en internet, porque el intercambio de información se hace de manera legal. “Gracias a esta nueva tecnología, ahora es más simple la legalización digital de contratos, acuerdos, resúmenes electrónicos financieros o de servicios, de todo tipo de certificados, como aportes, ART, recibos de sueldo; la firma de facturas y la aplicación de firmas digitales a procesos internos, ayudando a la eficiencia de los procesos y reduciendo costos”, destacó Melchior.

Operaciones on line

En tanto, el director de Individuos de Puente, Pablo Castagna, aseguró que el 80% de las operaciones cursadas por los clientes vienen por los canales on line, ya sea la plataforma de internet o la aplicación para teléfonos celulares.

“Desde la apertura de una cuenta hasta invertir en Lebac, fondos comunes de inversión, Letes, títulos públicos, obligaciones negociables o acciones, se puede hacer desde la computadora o el celular”, indicó Castagna.

Destacó que “las medidas impulsadas por el Banco Central ayudan porque el hecho de que la autoridades reguladoras busquen que todo pase por la digitalización y la informatización, contribuye a la profundización de la utilización de la tecnología en las operaciones y evita las actividades en negro”.

Subrayó que los jóvenes cada vez manejan más capitales para invertir y son los que prefieren la comodidad de operar desde su casa o el trabajo. “Entre los clientes sub 30 el uso de la operatoria digital tiene una incidencia que llega al 95%”, enfatizó Castagna. (Télam)