El presidente Leito ve remota la chance de jugar un desempate frente a Independiente.

Recién bajado del avión que lo trajo desde Buenos Aires, el presidente Mario Leito se topa con la noticia de que la conferencia de prensa que la Comisión Normalizadora iba a dar ayer por la tarde se había cancelado.

“Queremos que esto se resuelva cuanto antes, pero esperamos pacientes y en paz, al igual que el día que nos enteramos de que había una posibilidad de jugar la Libertadores”, le dice el presidente de Atlético a LG Deportiva.

Leito ve como muy remota la posibilidad de que se juegue un desempate entre el “Decano” e Independiente. “Desde adentro me dijeron que ya está definido, pero que el tema pasa por otro lado (ver pág. 3)”, confiesa.

Ante el vacío de un reglamento no confeccionado para una contingencia como la que fue recibir un cupo más al torneo Continental, Atlético está firme en su postura de que por haber sido el mejor tercero de las dos zonas del Torneo de Transición pasado, merece ser el dueño del boleto dorado. Independiente, por caso, retruca que no, que ambos clubes fueron terceros y que como pasó con los dos primeros y los segundos, hubo que jugar un desempate por algo: por el título o por una mejor ubicación en la Copa. O por el pase a la Copa.

Los viajeros

En cuanto a lo deportivo, el plantel se entrenó ayer a puertas cerradas. Los que visitarán mañana a Olimpo son: Ayala; Di Plácido, Bianchi, Canuto, Evangelista; Aliendro, Leyes, Acosta, González; Rodríguez y Zampedri (titulares); Lucchetti, Villalba, Palomino, Mendoza, Rosales y Méndez (relevos).

La Gaceta