El emblema del básquet nacional fue consultado por su último partido en el país. Estuvo al borde de las lágrimas, ya que viajará a los JJOO y no volverá a vestir la camiseta celeste y blanca

La selección argentina de basquetbol se despidió de Córdoba con una alegría. El elenco albiceleste venció a Francia por 86 a 79 y se quedó con el título Súper 4 preparatorio para los Juegos Olímpicos de Río.

Uno de los momentos de mayor emoción se vivió al término del partido, cuando Manu Ginóbili fue consultado sobre su último juego en el país representando a la Argentina. Visiblemente emocionado y al borde de las lágrimas, el emblema argentino le agradeció al público por el apoyo.

Fue realmente un público increíble. Sentimos una locura tremenda por ver a esta Selección. La verdad que estamos muy orgullosos de haber generado lo que generamos y no tenemos más que agradecerles a todos. Estamos muy felices de poder seguir después de tanto tiempo representando al país“, expresó Manu.