Contaron que además había fallecido su último amigo. Sus sobrinas, Nora y Valeria, hablaron sobre el trágico episodio en la ANSES.

El hombre que esta mañana se suicidó en las oficinas de la Anses de Mar del Plata estaba triste por la muerte de su esposa tiempo atrás y su último amigo en el último, según explicaron sus sobrinas en contacto con la prensa.

De esta manera, ambas mujeres se refirieron al estado emocional de Rodolfo Oscar Estivill (91) y descartaron que el suicidio estuviera relacionado con una situación de maltrato en el Anses. “No había hecho ningún trámite que le trajera problemas y no tenía cuestionamientos porque tampoco tenía conflictos económicos”, dijo Nora, una de las sobrinas.

 

Ambas mujeres se encontraban en Anses de la avenida Luro cuando sucedió el trágico episodio. “Habíamos llegado de Buenos Aires porque lo íbamos a llevar a vivir con nosotros. Estaba cansado de vivir solo y tenía problemas en una pierna. Lo que necesitábamos era averiguar cómo se hacía el trámite. Estabamos por salir y él me dijo ‘esperá que yo conozco a alguien’. Se fue y se escuchó el tiro”, relató una de ellas.

Al ser consultada sobre si había alguna situación que lo atormentaba, dijo que “estaba cansado de estar solo. Queria venir a Buenos Aires con nostras”. “No tenía conflictos económicos -agregaron-. Una pierna no le funcionaba bien. Estaba triste por la muerte de su mujer hace ya algún tiempo y su último amigo falleció el mes pasado. El creia que ya era muy grande y que no tenía mucho más por hacer en esta vida”, concluyeron.

 

Finalmente sobre la polémica que generó el caso y las especulaciones políticas dijeron que “no tenemos nada que ver con eso, esto es algo personal, es una decisión que tomó él. No tiene nada que ver nadie. La gente del Anses nos atendió excelentemente bien y nos contuvo”.