La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, confirmó esta noche que se recuperaron restos pertenecientes a los tres ocupantes de la aeronave Mitsubishi MU-2 Matrícula LV-MCV, que cayó en la confluencia de los ríos Paraná Guazú y Barca Grande, mientras que peritos forenses continuaron trabajando hoy en el lugar donde cayó el avión.

Los restos recuperados fueron trasladados al Departamento de Medicina Forense de San Isidro donde están siendo analizados y se sigue preferenciando la labor de los forenses, dijo a su vez la presidenta de la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil, Ana Pamela Suárez, junto a la titular del juzgado federal número 2 de San Isidro.

La doctora Arroyo Salgado agregó que se está “priorizando la recuperación de las tres personas que se verificó que viajaban en el avión, dándole intervención a las familias para que puedan controlar y formar parte de todo este proceso”.

La titular del juzgado afirmó además que se convocó a un tanatólogo que “deberá analizar los restos humanos que se están encontrando”.