Diario La Escuadra. Fundado el 25 de Mayo de 2013

Tucumán ya planea la vacunación para personas de 18 y 19 años

Con la llegada de nuevas vacunas, el ministerio de Salud busca completar la vacunación de la franja etaria de 20 a 24 años, para luego continuar con...

Coronavirus en Tucumán: seis muertes y 791 casos en la mañana del jueves

El Ministerio de Salud informó que ya son 171.086 los infectados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 157.168 fueron dados de alta. El...

Por primera vez en dos meses, las camas de UTI ocupadas por coronavirus están por debajo del pico de 2020

La ocupación de pacientes en las UTIs viene registrando un descenso desde el 14 de junio, cuando se registró el pico de esta última ola con 7.969...

«Hay quienes con las muertes por coronavirus hacen su propio negocio, el de dividirnos»

El jefe de Estado inauguró una planta depuradora en la localidad de Guernica, acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel...
Lo decidió la jueza Marta Cirulli y en cinco días la compañía deberá poner a disposición judicial todos los bienes. Ayer, el ex presidente había dicho que el Gobierno buscaba “venganza” a través de esta causa.

La jueza en lo Civil y Comercial Marta Cirulli decretó la quiebra del Correo Argentino cuya controladora es la empresa Socma SA, propiedad de la familia del ex presidente Mauricio Macri. En cinco días deberán poner a disposición de la Justicia todos los bienes de la compañía postal.

La decisión de Cirulli va en sintonía con el pedido de de quiebra que había solicitado el Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, en el expediente. “Concluyo la cuestión de la única forma legal posible, sin ningún margen de duda”, sostuvo la magistrada.

La quiebra se confirmó un día después de que el ex presidente denunciara en un carta pública que la causa judicial sobre la deuda del Correo Argentino con el Estado -firma estatizada en 2003 durante la presidencia de Néstor Kirchner-, responde a una «venganza» y «persecución política» del Gobierno con el único fin de avanzar sobre él, sus hijos.

Del otro lado, la Justicia sostiene que cuando Macri llegó a la Casa Rosada, el Gobierno y la empresa llegaron a un acuerdo de pago «abusivo» según el cual el Grupo Macri debía pagar 300 millones de pesos en 15 años, con una tasa de interés del 7%. La fiscal Gabriela Boquín rechazó esa propuesta por considerarla «ruinosa y abusiva» ya que iba a perjudicar «gravemente el patrimonio del Estado nacional». Parala fiscal la deuda era de 70.000 millones de pesos.

El ex presidente Mauricio Macri denunció una persecución contra su familia en la causa Correo Argentino. Foto Marcelo Carroll.

El ex presidente Mauricio Macri denunció una persecución contra su familia en la causa Correo Argentino. Foto Marcelo Carroll.

La empresa, para evitar la quiebra, había ofrecido al Estado, su principal acreedor, un pago total de $1.000 millones en base a una deuda reconocida. Sin embargo, la Procuración del Tesoro, a cargo Zannini, se opuso a la oferta y requirió la quiebra de la compañía.

Macri había denunciado en la carta que Zannini se encargó de «manipular» a la Justicia para llevar a la quiebra al Correo. «El Gobierno busca venganza. Buscan dañarme y tienen como objetivo a mis hijos. Ese acto lo ejecutan a través de la Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. De eso se trata el caso del Correo Argentino SA», describió.

«Hágase saber la quiebra decretada, a cuyo fin ofíciese a la Inspección General de Justicia, y al Banco Central de la República Argentina», escribió la jueza en el fallo y pidió que se comunique la quiebra «a todas las instituciones de crédito del país, las que deberán trabar embargo sobre todas las sumas de dinero y otros valores que se encuentren depositados» a nombre del Correo Argentino para que sean transferido a una cuenta judicial del Banco de la Ciudad de Buenos Aires.

El Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, fue quien piddió la quiebra del Correo como abogado del Estado nacional. Foto Federico López Claro.

El Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, fue quien piddió la quiebra del Correo como abogado del Estado nacional. Foto Federico López Claro.

Además, dispuso que se mantenga la inhibición de los bienes de la compañía postal.

En el fallo, Cirulli describe la situación actual de la empresa como «ruinosa», dice que «no tiene actividad comercial» y que no puede «afrontar mínimamente sus ahora reducidos gastos ordinarios -que se satisfacen mediante donaciones societarias- y con un desmesurado pasivo concursal y postconcursal”.

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, había salido esta lunes por la mañana a respaldar el mensaje de Macri donde denunciaba «venganza» y apuntaba contra Zannini. «Contás con todo mi apoyo, @mauriciomacri , y el de millones de argentinos que saben de tu compromiso con el país», escribió en un tuit.

La opinión de Zannini se incluyó en el expediente en el marco del proceso de salvataje que habpia ordenad la jueza Cirulli. Esta instancia inició en 2019 cuando el Estado desestimó la última de las propuestas que la empresa había realizado para evitar la quiebra y que consistía en depositar al contado 296 millones de pesos 30 días después de homologado el acuerdo. Además, ofrecía una actualización de los intereses de la deuda, pero vinculada al pago por parte del Estado de alguno de los juicios que le entabló el Correo por la confiscación de la firma en 2003 realizada por Néstor Kirchner.

Zannini se opuso a todas esas propuestas como representante del Estado, uno de los acreedores de la empresa. Así lo explicó la jueza en el fallo. «El Estado Nacional es el acreedor mayoritario que compone una categoría única, y no ha prestado su conformidad a la mejora de propuesta realizada por la concursada, se trata de una facultad legítima que le asiste”.

Según Macri, la última propuesta -que también fue rechazada por Zannini- incluía «el pago del 100% de la deuda y el pago de todos los intereses de esa deuda, según la Justicia determine». 

La jueza evaluó que al ser el Estado el principal acreedor y ya que el mismo no avaló la oferta realizada, «no puede considerarse obtenida la mayoría requerida por la ley en cuanto a cantidad de personas que votaron favorablemente la mejora de propuesta formulada por la concursada (…) Por lo tanto, también cabría decretar sin más la quiebra de la concursada”.

En uno de los párrafos la jueza avaló la postura de Zannini y sostuvo que «no se perciben -dentro del expediente- elementos que conduzcan a afirmar que el rechazo de la propuesta evidenciado por el Estado Nacional no respondió a la defensa del interés público”. 

Además, añadió que el Estado “se sujetó al procedimiento concursal por casi veinte años, haciéndose parte en el proceso, negociando con la concursada, asistiendo a las audiencias donde fue convocado, todo para obtener el cobro de su crédito (lo cual, en definitiva, se proyecta a la sociedad toda), originado hace al menos veinte años en condiciones económicas y de mercado diferentes a las actuales”.

Desde la empresa sostienen que en su momento el Estado se apropió de los activos de la compañía durante el gobierno de Néstor Kirchner y así dejó un pasivo que terminó judicializado.

¿Qué se ordenó en la quiebra?

– El embargo sobre todas las sumas de dinero y otros valores que se encuentren depositados a la orden de la fallida, y procedan a transferirlos al Banco de la Ciudad de Buenos Aires, a la cuenta de autos y a la orden de la suscripta.

–  La inhibición la inhibición general de bienes de la fallida sin término de caducidad y que se informe de la situación a los registros de la Propiedad Inmueble de la Capital Federal y de la Provincia de Buenos Aires, así como a los Registros de la Propiedad Automotor, Créditos Prendarios y Propiedad Industrial, Registro Nacional de Buques y de Aeronaves, y todo otro que la sindicatura general estime pertinente.

– Se pidió un informe la existencia de bienes registrados como de titularidad de la fallida, y/o que hayan estado registrados a su nombre dentro de los dos años anteriores al presente decreto, y -en su caso- si recae algún gravamen sobre ellos.

–  Se intimó al Correo a que en cinco días entreguen o pongan a disposición del síndico la totalidad de los bienes de la deudora. Además, que -dentro de las 24 horas- entregue al síndico los libros de comercio y demás documentación relacionada con la contabilidad, y en su caso cumpla con los requisitos indicados en la ley de quiebras.

Clarín