La fuerza de seguridad provincial busca a una joven de 16 años que habría salido a encontrarse con un vecino y jamás volvió a su casa en un asentamiento. Ayer, además, un muchacho fue asesinado a balazos en un barrio de Alderetes; mientras que otro fue ultimado a puñaladas en Famaillá.

MACHETAZOS. Personal del Grupo Cero realiza un rastrillaje en una zona donde la maleza es muy densa. Hoy volverían, junto con perros de búsqueda. la gaceta / fotos de Antonio Ferroni

El sábado a la noche, la familia de Daiana Abigail Garnica comenzó a buscarla con desesperación. Lo único que sabían es que había salido con un vecino; nunca regresó. Ayer, el hombre quedó aprehendido y a la búsqueda se sumaron decenas de policías que realizaron un rastrillaje donde trabaja el sospechoso, una cortada de ladrillos de Alderetes. Entre la maleza no pudieron encontrarla, y temen que la haya arrojado al horno del lugar.

Según contó la familia, el sábado a la tarde la muchacha de 17 años tomaba unos mates con su madre en su casa del asentamiento Julio Abraham, después de su trabajo, cuando le llegó el mensaje de un vecino, amigo de todos. “Darío Suárez le pidió por mensajes que lo acompañara a hacer unas compras, y que no le dijera nada a mis padres. Ella de todos modos les dijo que iba a salir con él y dejó su celular cargando. Ahí pudimos leer los mensajes”, relató uno de los siete hermanos de la joven, Leonardo Garnica.

Con el correr de las horas, todos comenzaron a preocuparse. Al ver al vecino por la calle, la madre de Daiana lo increpó, pero este dijo que no sabía nada. “Le dijo que no la había visto, que no sabía de qué hablaba, pero se puso muy nervioso cuando le mostramos los mensajes”, añadió Yanina, otra hermana de la adolescente. “Nos pareció muy raro. Hace poco él me había arreglado la moto. Varias veces me llevó en la suya y nunca me hizo nada, pero mi hermana es muy inocente. Era una chica de la casa, no salía, no tomaba alcohol. Jamás hizo algo así, se llevaba bien con mis padres”, agregó.

La búsqueda

La familia de Daiana realizó la denuncia esa misma noche y luego la siguieron buscando. El único momento en que pararon fue cuando comenzaron a trabajar los policías y personal de la fiscalía de turno en un rastrillaje, ayer a las 13. Según comentaron los parientes de la joven, el hombre -de unos 35 años- se presentó ante la Policía en las primeras horas de ayer y de inmediato se ordenó que decenas de efectivos se dirigieran a la zona de El Corte, lugar donde él trabaja. Los allegados de Daiana relataron que vieron a su vecino rondar por esa zona antes de entregarse, y que la moto roja que se halló en el lugar le pertenece.

Bajo el sol del mediodía, y ante la vista de un centenar de curiosos que estaban allí cerca, efectivos del Grupo Cero y Regional Norte machetearon la maleza del lugar sin encontrar nada.

Durante toda la jornada los acompañó la música de cuarteto y cumbia que llegaba a todo volumen desde las casas cercanas. Se estima que hoy volverán, con la ayuda de un perro entrenado. Mientras tanto, la división Homicidios, a cargo de Hugo Cabezas, Sergio Juárez y Diego Bernachi, buscaba pistas para llegar a la muchacha.

El horno

Lo primero que se investigó fueron las seis hectáreas llenas de maleza. Sin embargo, todos miraban de reojo el horno que nunca dejó de humear. Dos empleados del lugar se fueron en una patrulla y habrían explicado que ellos estaban presentes cuando se encendió y que nadie hizo nada raro allí. Esto desmoronó un poco la hipótesis que se manejaba sobre un presunto intento de borrar en las llamas todos los indicios que lo incriminaban. Sin embargo, la familia comentó que el horno estaba prendido desde el sábado.

“Nosotros pasamos por acá varias veces y lo vimos. También encontramos algunas prendas, como calzoncillos y ropa de mujer, pero ninguna era de Daiana”, alertó Yanina, que fue presa de un cruel rumor: luego de hablar con LA GACETA, alguien le comentó que habían encontrado sin vida a su hermana y rompió en llanto. Sin embargo, luego le explicaron que las certezas sólo podían darlas los investigadores.

Según se informó, Daiana salió vestida con una remera blanca con letras doradas, un jean azul y zapatillas Nike. Ante cualquier información, la familia ruega que se comuniquen al 0381-156690043.