La policía informó que el autor de la masacre del domingo pasado tenía 22 kilos de explosivos y 47 armas con lo cual dudan de que haya planeado el ataque solo.

La policía de Las Vegas informó este jueves que el autor de la masacre del domingo pasado tenía 22 kilos de explosivos en su auto, además de las 47 armas que encontraron en su habitación del hotel y sus propiedades, lo que les hace dudar de que haya podido planear el ataque solo, sin ayuda. Stephen Paddock disparó el domingo pasado desde el piso 32 del Mandalay Bay contra una multitud que asistía a un concierto en las inmediaciones, mató a 59 personas, hirió a casi 500 y luego se suicidó. La Policía encontró 23 armas, entre ellas rifles de asalto, en la habitación del hotel, y otras 24 en dos residencias del atacante, en Mesquite y Reno, ambas en el estado de Nevada, según la última información dada por la policía local.

Además, las autoridades de Las Vegas destacaron que Paddock, un hombre blanco de 64 años que estaba jubilado, tenía en su auto 22 kilos de explosivos y cerca de 1.600 balas. “¿Creen que todo eso lo consiguió por sí solo?”, se preguntó el comisario del condado, Joe Lombardo, en conferencia de prensa. “Hay que asumir que, en algún momento, debió de contar con ayuda”, agregó, citado por la agencia de noticias EFE.

“Es preocupante que este individuo fuera capaz de mover esa cantidad de material a una habitación sin ayuda. Es preocupante pensar en la cantidad de material que tenía en ambas residencias”, insistió.En ese sentido, fuentes de la investigación revelaron que están tras la pista de una misteriosa mujer que fue vista junto a Paddock en los días previos a la noche del domingo, según la cadena de noticias ABC. La intención de los investigadores es determinar si esta mujer, de la que aún no se sabe nada, tenía idea de los planes de Paddock o las razones que motivaron el ataque.