La administración de Mauricio Macri jugó hoy una carta sorpresiva para contener la escalada del dólar en el marco de otras medidas que desplegó en la misma dirección.