Hasta el momento serán los usuarios los que deban costear el viaje a Río Hondo durante los tres meses que estará cerrado el aeropuerto.

A partir del 1 de junio y hasta el 1 de septiembre inclusive, el aeropuerto de Tucumán (TUC) estará cerrado por refacciones. Esa noticia se conocía desde el año pasado, aunque restaba definir cómo llegarán los pasajeros desde y hacia el aeropuerto de Termas del Río Hondo (RHD), en Santiago del Estero, la terminal aérea a la que se mudarán los vuelos tucumanos durante los tres meses que durarán las obras en el Benjamín Matienzo.

La primera en abrir el paraguas fue Aerolíneas Argentinas, que ayer emitió un comunicado dejando sentado que no se hará cargo de los traslados al aeropuerto vecino. “Por tratarse de motivos ajenos a la compañía, los costos por el traslado desde/hacia el aeropuerto RHD correrán por cuenta de cada pasajero”, dice el comunicado oficial, y a continuación brinda las opciones para cambio de fecha, cambio de ruta o devolución del ticket. Para las dos primeras opciones, el pasajero tiene derecho a una modificación sin costo; la devolución, en tanto, es sin cobro de penalidades.

Latam todavía no comunicó de manera fehaciente cuál será su postura al respecto, pero se espera que tenga la misma política dado que, nuevamente, las refacciones del aeropuerto no dependen de las empresas aéreas. La empresa de origen chileno ayer tuvo motivos para festejar: el Gobierno Nacional ya la autorizó a explotar las rutas internacionales Tucumán-Lima (Perú) y Tucumán-Santiago de Chile.

Las tratativas

Aunque se trata de una mejora para la infraestructura turística local, la situación preocupa y ocupa a la cartera que maneja Sebastián Giobellina. “Nosotros estamos haciendo gestiones y pedidos para que el Ministerio de Transporte de la Nación se haga cargo de los traslados, tal como lo hizo durante las refacciones del aeropuerto de Mendoza el año pasado (ver aparte). Queremos que estas mejoras en el aeropuerto sean lo menos traumáticas posibles para los pasajeros que llegan y parten de Tucumán”, señaló el presidente del Ente de Turismo, aunque informó que aún no cuenta con una respuesta oficial. “Seguiremos intentándolo por todos los medios posibles”, insistió.

Así las cosas, hasta el momento cada pasajero tendrá que procurarse el transporte hacia Termas, ubicada a 90 km de nuestra ciudad. Y si no hay una iniciativa en otro sentido, a los costos de los tickets de avión habrá que sumarles los costos de lo boletos (y el tiempo) para llegar a Río Hondo.