La movilización en rechazo a una eventual reforma laboral y previsional logra más adherentes; Schmid y Moyano sellaron un acuerdo con Yasky, Micheli y Baradel.

Las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli y algunas agrupaciones de izquierda adhirieron a la marcha del 22 de agosto de la CGT a Plaza de Mayo y anunciaron que también se movilizarán por el microcentro porteño.

Los jefes de las dos centrales de trabajadores firmaron un documento único junto al triunviro cegetista Juan Carlos Schmid donde ratificaron los “lazos de unidad” en el plan de acción contra el “ajuste” del Gobierno nacional.

“Reunidos la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, expresamos nuestra decisión de construir lazos de unidad en el movimiento obrero para enfrentar las políticas de ajuste que el Gobierno quiere imponerle a los Trabajadores y a las Trabajadoras de la Argentina a movilizarse el día 22 de agosto a la Plaza de Mayo, al acto que comenzará a las 15 horas”, señalaron.

La carta que firmaron los tres caciques gremiales agregó cinco motivos concretos: defensa de los puestos de trabajo; paritarias libres; rechazo a la reforma previsional; rechazo a la reforma laboral; rechazo a las políticas represivas.

Al final de la misiva, Yasky, Micheli y Schmid incluyeron otro reclamo: “Exigimos la aparición con vida de Santiago Maldonado”.