El embajador argentino en Washington, Martín Lousteau, afirmó que en los próximos meses se oficializará la autorización.

BUENOS AIRES.- En un contacto con diferentes medios de prensa, el embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau, afirmó que los limones tucumanos regresarán al mercado estadounidense antes de fin de año y así se pondrá fin a una medida judicial que impedía su importación desde 2001. El funcionario adelantó además que principios de 2017 se destrabarían las ventas de carne de nuestro país a ese mercado.

“El último paso para destrabar las ventas de limones era la publicación de la norma técnica, y que se abriese un período de oposición. Eso ya se hizo y en los próximos días se publicará entonces la autorización para la venta”, dijo Lousteau en declaraciones publicadas por Clarin.com.

A pesar de ser el máximo exportador mundial, Argentina se encuentra posibilitada de vender limones en Estados Unidos debido al lobbys de los productores de California, que desencadenó una medida judicial que rige desde 2001. Esta noticia era esperada desde hacía mucho tiempo por un gran sector de empresarios tucumanos -y también por el Gobierno- ya que los limones son uno de los productos estrellas dentro de la economía provincial.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que las exportaciones de limones de Argentina serán de 15-20 millones de dólares y 18.000 toneladas anuales, y se realizarán durante el verano del hemisferio norte (abril-agosto), cuando la producción estadounidense es muy reducida. Las exportaciones del NOA complementarán la oferta de los Estados Unidos que están incrementando sus importaciones para abastecer el consumo interno y que el último año compró 83.000 toneladas por un valor de 83 millones de dólares, principalmente desde Chile y México.

Desde el Ministerio de Agricultura de la Nación confirmaron que Argentina es el principal productor y exportador mundial de limones, con 1,45 millones de toneladas producidas en 2015, de los cuales se exportaron 185.000 toneladas por un valor de 165 millones de dólares, dos tercios con destino a la Unión Europea (España y Holanda) y a Rusia.

Según la Asociación Tucumana del Citrus, en 2015 el 95% de los limones cosechados tuvo como destino la exportación por un valor de 600 millones de dólares, con una industrialización del 70%, cuyos principales productos correspondían al jugo, aceite y ralladura disecada y 30% a mercancía sin procesar, mientras que el 5% restante de la producción se destinó al mercado interno (40.000 toneladas).