Hourcade y los jugadores coincidieron en que no hubo buen juego pero sobró entrega.

SALTA (De nuestro enviado especial).- A diferencia de lo habitual, durante la semana Los Pumas no intentaron despegar la batalla de Salta de su inmediato antecedente en Nelspruit. No era otro partido, sino la revancha del primero. Y la tuvieron. Costó sangre y sacrificio, pero la tuvieron.

“Se terminó ganando con el corazón. En el primer tiempo Los Pumas mostraron un muy buen juego, con un dominio claro, y creo que la diferencia del parcial no reflejaba lo que estaba pasando realmente en la cancha. De hecho, hubo un par de jugadas que por muy poco no terminaron en try”, analizó Daniel Hourcade. “En el segundo tiempo era lógico que se iban a venir, porque son Sudáfrica, no cualquier equipo. Lograron emparejarnos, y luego comenzaron a pasar todas estas lesiones y complicaciones, al punto de que terminamos jugando con un equipo difícil de creer, con (Martín) Landajo de apertura, (Javier) Ortega Desio, de centro, con (Ramiro) Herrera de segunda línea…por eso digo que al partido lo comenzamos ganando con juego y lo terminamos ganando con el corazón”, analizó.

Pasados de vueltas

Tomás Cubelli, el encargado de sacar la pelota de la cancha para darle carácter oficial al primer triunfo sobre Sudáfrica en tierras argentinas, opinó: “siendo exigentes con nosotros mismos, creo que pudimos haber ganado este partido con mayor tranquilidad, y no haberle dado espacio a Sudáfrica para que nos lo diera vuelta”. Por otra parte, “Cubo” agregó que “siempre es bueno jugar de local. El público argentino es muy emotivo, eufórico, que nos ayuda aunque algunas veces nos hace pasar un poquito de rosca, pero es muy bueno”.

Aunque podría haberle tocado también a Martín Landajo, el premio al Jugador del Partido fue para Facundo Isa. El santiagueño fue difícil de controlar para la defensa sudafricana, y una fiera a la hora de tacklear. “La diferencia estuvo en las ganas de querer ganar desde el primer minuto. Se nos hizo difícil, porque tuvimos muchas bajas. No nos quedó otra que juntarnos y sacar lo mejor de nosotros. Tuvimos todo en contra y logramos sacarlo adelante. Haberle vuelto a ganar a Sudáfrica es un gran paso para nosotros”.

Lo sacaron adelante

Santiago González Iglesias, en tanto, advirtió: “si no se sufre, no vale. Parece que está escrito así. Tenemos que estar acostumbrados a estas cosas, de ser protagonistas, la presión de ganar. Con tantos cambios por lesión y jugadores que no eran del puesto, lo supimos sacar adelante al partido”. Todos coincidieron: el corazón fue más fuerte.

La Gaceta