El presidente Mauricio Macri sostuvo este martes que uno de los propósitos de su visita a Beijing es “equilibrar la balanza” comercial que actualmente es “demasiado favorable para China” e “invertir recíprocamente para los dos lados”.

Por Leticia Pogoriles

Al brindar un discurso en la Academia china de Ciencias Sociales, el presidente Mauricio Macri sostuvo este martes que uno de los propósitos de su visita a Beijing es “equilibrar la balanza” comercial que actualmente es “demasiado favorable para China” e “invertir recíprocamente para los dos lados”.

En el marco de la celebración de los 45 años de relaciones diplomáticas entre las dos naciones, Macri, quién durante su exposición estuvo acompañado en primera fila por los ministros que viajaron junto a él y el embajador en China, Diego Guelar, dijo que “hay pocos países con el nivel de complementación que tienen Argentina y China”.

“Hay mucho para sumar y los próximos 10 años serán más importantes que los últimos 45”, subrayó.

Entre los temas en los que penduló su disertación de 45 minutos, el Presidente habló de los cambios en la región sudamericana y el fortalecimiento del Mercosur, de las posibilidades de la globalización, del G20 y de las oportunidades que tiene Argentina para explorar e invertir.

“Hoy estamos yendo hacia una integración inteligente y gradual con el mundo, lo hemos dejado de ver como un desafío crítico, sino como uno positivo. Sentimos que es una oportunidad y no una amenaza. De la mano de la globalización vamos a generar un proceso de desarrollo permanente y federal”, planteó.

Invitado por el presidente de la Academia, Wang Weinguang, quien instó al mandatario argentino a “promover los intercambios científicos entre los dos países”, Macri reforzó su idea de mayor apertura en la integración.

“Hoy la Argentina comercia poco, queremos darle más potencialidad, recibir más inversiones de las empresas chinas, que radiquen los recursos humanos, estamos abiertos a la integración y también queremos mayor conocimiento cultural, apertura al turismo y al deporte”, dijo.

En ese aspecto subrayó que Argentina sólo recibe a 30.000 turistas chinos de los 150 millones que salen del país asiático. “El equilibrio de la balanza puede ser el turismo”, remarcó.

También habló del deporte. “Somos exportadores de talento. (Lionel) Messi es muy querido acá y ahora (Carlos) Tevez. Queremos ayudar al proceso del deporte en China, que es una decisión de estado y Argentina puede hacer su aporte”, aseveró el jefe de Estado.

Aprovechando el ámbito que lo albergaba, Macri sostuvo que apuestan a la investigación científica con “la construcción de la central nuclear y, además, la empresa Huawei -de telefonía móvil- ya anunció un centro de desarrollo de investigación en Argentina”.
Estas serán áreas para “trabajar a corto plazo”, dijo, y mencionó las obras hidráulicas en la región en las que ya están trabajando empresas chinas.

“Queremos trabajar con los chinos para que nos ayuden a desarrollar el norte del país”, abogó.

Un tema por el que le consultaron algunos de los presentes fue la actualidad de la región. “Compartimos el compromiso contra el cambio climático, el terrorismo y el narcotráfico. Hay un fuerte espíritu de integración, de consolidar el bloque del Mercosur, y la integración con la Alianza del Pacífico”, dijo el mandatario.

Y agregó que la región busca “presentarse como una región de paz y buena convivencia. El aporte es importantísimo para los problemas del mundo en el próximo siglo y China se dio cuenta, por eso, la vocación de conocernos más. Estamos acá porque queremos que esta relación crezca y se desarrolle”.

Argentina será en 2018 el anfitrión del G20, “el foro más importante del mundo”, según lo calificó Macri y, al respecto, subrayó que su gobierno propondrá “profundizar la paz y la creación de trabajo, con la innovación de sistemas de capacitación y educación para que la gente sea parte y protagonista del mundo que crece”.

En el marco de su gira por Asia, Macri mañana firmará acuerdos bilaterales con su par chino, Xi Jinping, luego de varios días intensos en los que participó del foro internacional de cooperación ”La franja y la ruta” y un foro con empresarios chinos para atraer inversiones a la Argentina.