Los dos presidentes se comprometieron a sacar adelante el proyecto nuclear conjunto.

El presidente Mauricio Macri cumple hoy su última jornada de la visita oficial en China, que incluyó una reunión con el primer ministro, Li Keqiangi, y que cierra con una cena ofrecida por el presidente Xi Jinping.

Macri y su esposa están en el Salón Dorado del Palacio del Pueblo junto a la pareja presidencial china.

Antes, el mandatario argentino tuvo una agenda cargada. A las 15.15 hora local (4.15 argentina), colocó una ofrenda floral en el Mausoleo de Mao Zedong, máximo dirigente del Partido Comunista chino (PCCh) y de la República Popular China, que murió en 1976. Acompañado por su esposaJuliana Awada , bajo el sol del mediodía, cruzaron caminando parte de la Plaza Tiananmen, en el casco histórico de la ciudad de Pekín- entre el Ciudad Prohibida y el Mausoleo de Mao – para depositar su homenaje en el Monumento a los Héroes del Pueblo, de acuerdo a lo publicado por la agencia Télam.

Después, se entrevistó con el primer ministro, Li Keqiang, en el Gran Palacio del Pueblo, ubicado a un costado de la Plaza de Tian’anmen, sede de la Asamblea Popular Nacional de China, utilizado para ceremonias del Partido Comunista.

Más tarde, alrededor de las 17 local, la pareja presidencial participó de la ceremonia de bienvenida en el Gran Palacio del Pueblo, ofrecida por el presidente chino, la cual fue seguida de una reunión de trabajo entre ambos mandatarios y con participación de sus comitivas, que concluyó con la firma de acuerdos y un memorándum de entendimiento y de cooperación en diferentes áreas de interés mutuo.

Macri firmó una serie de acuerdos por unos 15.000 millones de dólares para la construcción y financiación de dos centrales nucleares, inversión en los ferrocarriles San Martín y Belgrano, energías renovables y para el sector alimenticio.