Asi lo afirmó la canciller Susana Malcorra, quien además agregó que es necesario “generar confianza y asumir compromisos de largo plazo” para promover inversiones.

“El objetivo que tenemos es generar empleo sostenible, que no dependa de los subsidios del Estado. Para esto hay una sola forma, que es generar confianza, asumir compromisos de largo plazo, abrirnos de forma inteligente al mundo y facilitar procesos de inversión”, dijo Malcorra al término de un encuentro que mantuvo en el Palacio San Martín con la presidenta del Consejo Federal (Senado) de Alemania y Gobernadora de la Provincia de Renania Palatinado, Maria Luise Dreyer.

Dreyer arribó al país acompañada por una comitiva de empresarios de diversos sectores (electrónica, infraestructura, maquinaria para la producción de alimentos, química, software, biología molecular, construcción, curtiembre, óptica, comercio de materias primas, fruticultura y vitivinicultura) y funcionarios de economía, transporte, agricultura y vitivinicultura provincia.

La comitiva alemana participó del Foro Bilateral de Negocios junto con autoridades de Cancillería y funcionarios de Hacienda, Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y Agroindustria.

Malcorra sostuvo que “Alemania no sólo se distingue por su excelencia y tecnología, sino también por el gran desarrollo de pequeñas y medianas empresas que son la base del empleo sostenible”.

“Debemos generar una economía de oportunidades de trabajo sostenible y poder tener objetivos de largo plazo que eviten las idas y venidas que nos han costado tan caro. Sabemos que debemos mejorar la productividad y que la burocracia no facilita el clima de negocios”, agregó.

Malcorra señaló que Dreyer le expresó que “el sector empresario siempre dice que la previsibilidad es la base de las inversiones. Nosotros sabemos que por la imprevisibilidad se paga un precio alto. Hemos pagado deudas importantes y tenemos 1 de cada 3 argentinos por debajo de la línea de la pobreza”.

A su turno, Dreyer destacó “el aceleramiento de la relación bilateral, que se está evaluando de manera muy positiva”, y bregó por “fortalecer las relaciones bilaterales y el intercambio en el Parlamento”.

Respecto de los acuerdos de cooperación en materia educativa, Dreyer dijo que “tenemos una cooperación muy buena entre Argentina y Alemania; en la UCES hay una maestría de doble titulación y hay interés de ampliar la alianza”.

Dentro de los países latinoamericanos, la Argentina es el tercer socio comercial más importante de Alemania, después de México y Brasil.

En el 2016 el comercio total fue de u$s 4.280 millones, repartidos en sectores muy diversificados para ambas partes.

El estado federado de Renania-Palatinado es una de las regiones más pujantes de la República Federal Alemana en cuanto a su comercio exterior, y siempre ha tenido buenas relaciones económicas con los países latinoamericanos, en particular, con la Argentina. Se caracteriza por su agricultura y particular por sus viñedos.