Brasil. Discutió y el dueño le pidió que se fuera. Desde su camioneta disparó varias veces. El ataque dejó a una persona muerta y a otra herida.

Un violento episodio lugar el domingo pasado en una carnicería de Brasil. En un completo ataque de locura, un hombre -cansado por la demora para ser ser atendido en el comercio- se fue disparando a mansalva contra todos los que se encontraban en el lugar. El ataque dejó el saldo de una persona muerta, y otra herida.

 

El agresor, identificado como Edinaldo Ferreira da Silva, de 48 años, era un cliente asiduo que tenía además un puesto de venta de verduras en el principal centro de abastecimiento de esa localidad.

Según dijeron los testigos, Da Silva solicitó un corte de pollo y se irritó por la tardanza en ser atendido en el momento en que la carnicería estaba llena de clientes. Insatisfecho, el hombre comenzó a gritar, hasta el punto de que uno de los propietarios de la carnicería le pidió que se retirara.

El hombre abandonó el local, subió a una camioneta, elevó al máximo el volumen del radio que escuchaba, detuvo su vehículo frente a la puerta del local y comenzó a disparar contra todos los clientes de la carnicería. Una de esas balas impactó en el tórax de Adelso Ferraz, de 42 años, que murió en el acto. En tanto, Luiz Mazzaroto, de 61 años, recibió un tiro en el brazo y se encuentra fuera de peligro en el hospital.