Los “bleus” se quedaron con el triunfo por 95 a 93. Se destacó la actuación del Nicolas Batum.

MADRID, España.- Francia conquistó hoy su primer bronce en un Mundial de básquet al superar a Lituania por 95-93 en el duelo por el tercer y cuarto puesto. Liderados por Nicolas Batum, máximo anotador del encuentro con 27 puntos, los “bleus” firmaron la mejor clasificación de su historia en un Mundial pese a las ausencias de Tony Parker, Joakim Noah y Nando de Colo, entre otros.
Repuestos de su caída ante Serbia en las semifinales, los dirigidos por Vincent Collet le arrebataron a Lituania la tercera plaza que había logrado en el pasado Mundial de Turquía 2010 y pusieron así el colofón a un torneo extraordinario. A Francia, que ya había eliminado a la favorita España en los cuartos de final, no le tembló la mano en la línea de tiros libres, donde se decidió el partido en los segundos finales.
Los dirigidos por Jonas Kauzlaskas, en cambio, fallaron dos que ya les dejaron sin opciones de voltear el marcador o forzar la prórroga. Los 25 puntos y nueve rebotes de Jonas Valanciunas, la estrella báltica, tampoco fueron suficientes para mantener las ventajas que manejaron en algunas fases del partido.
Decididos a hacer historia y resarcirse, los franceses no dieron demasiados síntomas de cansancio, ni físico ni mental, pese a haber disputado su dura y ajustada semifinal frente a Serbia la noche de ayer. Luchaban por superar su mejor clasificación en una Copa del Mundo, el cuarto puesto de 1954, y eso pareció motivo más que suficiente para que Batum y compañía alcanzaran su objetivo, informó DPA.
REUTERS