El expresidente peruano y su esposa Nadine Heredia, presos desde hace 18 días, pidieron afrontar la investigación de lavado de activos producto de sobornos en “comparecencia restringida”, es decir en libertad condicional, al rechazar una presunta intención de fuga del país

El expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa Nadine Heredia, presos desde hace 18 días, pidieron hoy afrontar la investigación de lavado de activos producto de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht en “comparecencia restringida”, es decir en libertad condicional, al rechazar una presunta intención de fuga del país

La Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional escuchó hoy las declaraciones de Humala y Heredia mediante vídeoconferencia, y las de sus abogados Julio César Espinoza y Wilfredo Pedraza, para resolver en los próximos días si revoca la detención preventiva dispuesta por 18 meses.

El ex mandatario dijo que tanto Nadine como él pueden “afrontar esta investigación con las mismas reglas de conducta anteriores, que hemos ido cumpliendo de manera escrupulosa”, en referencia a la comparecencia restringida en que eran investigados y que se modificó por la prisión preventiva el pasado 13 de julio.Hace dos semanas, el juez Richard Concepción Carhuancho aceptó la solicitud de la fiscalía de encarcelar a la pareja, al considerar que existe “un alto grado de probabilidad” de que hubieran cometido el delito de lavado de activos por recibir dinero ilícito de Odebrecht para las campañas electorales de 2006 y 2011.