La Fiscalía que investiga el accidente que sufrió el pasado 29 de diciembre el heptacampeón mundial de Fórmula 1, el alemán Michael Schumacher, informó que el ex piloto esquiaba a una “velocidad normal”.

Durante una conferencia de prensa, se declaró que el video grabado con la cámara de Schumacher, muestra que no se evidencia “una voluntad de velocidad excesiva” sino que esquiaba a “una velocidad completamente normal”.

“La velocidad no es un elemento particularmente importante para la conclusión de la investigación”, afirmó de todas maneras Patrick Quincy, el fiscal actuante.

“Schumacher es un buen esquiador, avanza, pierde el equilibrio al golpear sus esquís una roca y el cuerpo se echa hacia adelante. La roca está a ocho metros del borde de la pista, se golpea y queda tumbado a nueve metros”, agregó.

Asimismo, hizo hincapié en que las pistas de Méribel estaban balizadas de acuerdo con las reglas en vigor y en que el video no muestra que saliera de las pistas para acudir en ayuda de otra persona que se hubiera caído, como se había dicho.

Schumacher, “deliberadamentre decidió ir a esa zona fuera de las pistas. Es un buen esquiador que conoce bien Méribel, donde acude regularmente”, completó el representante del Ministerio Público.

Mientras tanto, Schumacher sigue internado en estado crítico, tal como informaron los facultativos del Hospital Universitario de Grenoble.