El primer ministro israelí afirmó que no prevé anticipar las elecciones por las investigaciones sobre su accionar, iniciadas la pasada semana y en las que es considerado formalmente sospechoso de fraude, soborno y ruptura de la confianza.

La confirmación sucedió a puertas cerradas, cuando el mandatario se encontraba reunido con un grupo de ministros y diputados donde desechó la posibilidad de anticipar los comicios, que deberían celebrarse en marzo de 2019, y negó que se encuentre en una situación problemática, señaló la emisora.

“No entiendo que quieren de mí. No tengo motivo para estar asustado y no creo que tenga un problema”, aseguró Netanyahu al grupo, según esta fuente.

“Hablan de recibir sobornos y romper la confianza en el Caso 2000. ¿Sobornos en el caso 2000? Cuarenta diputados votaron una ley para cerrar el Israel Hayom (diario gratuito, financiado por el millonario judío Sheldon Adelson y que apoya sus políticas), ¿pero hablan sobre mí y sobornos y ruptura de confianza?. ¿Quién promovió esta ley?, ¿les van a investigar a ellos?”, afirmó.