El siete veces campeón mundial de Fórmula 1 dejó el hospital de Lausana y continuará su rehabilitación en su domicilio particular, de acuerdo a lo informado a los medios por su vocera, Sabine Kehm.

En el parte se indica que Schumacher sigue progresando en términos de salud, para agregar que la rehabilitación proseguirá en su casa junto a su familia, que lo estuvo acompañando desde el mismo momento que ingresó al primer hospital en Francia, tras el grave accidente cuando practicaba esquí en diciembre de 2013.

Asimismo, el texto consigna que “esto es un paso importante más en una larga batalla como el que se dio en junio cuando Michael salió del coma”, el último hecho remarcable que se sabía sobre el proceso de su salud.

Tras agradecer a los facultativos que lo vinieron atendiendo hasta el momento, el texto señala que “aún queda sin embargo, un largo y difícil camino por delante”.