Diario La Escuadra. Fundado el 25 de Mayo de 2013

Tucumán ya planea la vacunación para personas de 18 y 19 años

Con la llegada de nuevas vacunas, el ministerio de Salud busca completar la vacunación de la franja etaria de 20 a 24 años, para luego continuar con...

Coronavirus en Tucumán: seis muertes y 791 casos en la mañana del jueves

El Ministerio de Salud informó que ya son 171.086 los infectados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 157.168 fueron dados de alta. El...

Por primera vez en dos meses, las camas de UTI ocupadas por coronavirus están por debajo del pico de 2020

La ocupación de pacientes en las UTIs viene registrando un descenso desde el 14 de junio, cuando se registró el pico de esta última ola con 7.969...

«Hay quienes con las muertes por coronavirus hacen su propio negocio, el de dividirnos»

El jefe de Estado inauguró una planta depuradora en la localidad de Guernica, acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel...

El ex enganche del xeneize cargó contra los dirigentes del club al señalar que «los jugadores y los técnicos pueden irse rápido de los clubes si no rinden, los únicos que se quedan cuatro años son los dirigentes».

En un acto realizado en la sede la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), en donde fue reconocido como «personalidad destacada del deporte» por la Legislatura bonaerense, Riquelme recibió el homenaje con muy buen tono y humor, aunque volvió a ser muy duro contra el presente de Boca.

En un homenaje, Riquelme volvió a cargar con dureza contra la dirigencia de Boca

«El error de Bentancur (que posibilitó el gol de San Lorenzo en la derrota del domingo por 1-0 ante el club de Boedo) fue igual de (Fernando) Gago en el Monumental por la Copa Libertadores (que concluyó con el penal cometido por Leandro Marín y la posterior derrota por 1-0). Son cosas del fútbol», sostuvo Riquelme.

Enseguida, aclaró: «Yo soy amigo de Fernando (Gago), no vayan a poner después en los diarios y en los medios que lo estoy atacando. Sólo hablo de una jugada y de cómo es el fútbol, nada más».

En esa línea, reiteró su apreciación acerca del incidente con el gas pimienta y la suspensión del partido revancha por la Copa Libertadores: «Boca no pateó al arco en todo ese primer tiempo, por eso el equipo quedó eliminado».

La llegada y presencia se Riquelme conmocionó la zona del barrio porteño de Balvanera, donde está la sede del SUTERH en que se realizó el homenaje: desde las 16, había cuatro cuadras de cola y el tránsito quedó interrumpido sobre la calle Sarmiento entre Junín y Ayacucho.

«Pudieron ingresar 700 personas y 2.000 quedaron afuera. Y eso lo lograste vos, Román», dijo durante el acto Santiago Carreras, dirigente de La Cámpora e integrante del Movimiento Boca Somos Todos, que aspira a competir en alianza con otras listas en las elecciones que se realizarán en Boca el 6 de diciembre, agrupación que integra junto con Víctor Santa María, titular del SUTERH.

Riquelme, en tanto, renovaba su romance con el hincha xeneize, y dejaba frases como «yo pertenezco a los hinchas, no a los dirigentes», al tiempo que afirmaba que «ahora soy un hincha más, puteo como cualquier hincha y quiero que Boca gane el domingo (ante River) y que salga campeón. Como jugador me dí todos los gustos, disfruté y gané todo lo que se podía ganar. Y como hincha pretendo lo mismo».

El ídolo que aún sigue recibiendo pedidos para que vuelva a jugar por parte de los hinchas, dijo que «ahora estoy disfrutando de mi vida, con amigos, mirando mucho fútbol», al tiempo que reveló que «en mis últimos años de futbolista aprendí a disfrutar del entrenamiento y el vestuario. El único partido que quisiera jugar es el del próximo domingo, pero no puedo. Y cuando me dicen si quiero volver con la ’10’ en las espalda les digo que no, porque ahora la usa Carlitos (Tevez)».

«Basta con eso del referente y del líder positivo: para muchos periodistas líder positivo es el que da notas y primicias, ese es positivo, y negativo es el que no da notas. Y referente es el que es amigo de muchos periodistas y por eso lo protegen, para que les siga dando notas», dijo Román en uno de los puntos salientes del homenaje, del que también participó su amigo Marcelo Delgado, ex jugador de Boca en aquel ciclo exitoso.

«Quiero que Boca vuelva a ser un club de fútbol», destacó además Riquelme tras reiterar que «cuando piense que puedo ser presidente de Boca, voy a comunicarlo a los socios y los medios como corresponde», sostuvo cuando le preguntaron por temas institucionales del club.

Finalmente, cuando le preguntaron por Carlos Bianchi, Riquelme manifestó que «Bianchi fue único. Yo le pedí cinco veces por favor que no volviera, y el muy cabezón volvió. Lo estaban esperando, yo sabía que lo estaban esperando. El vestuario había cambiado mucho y ya no era como diez años atrás», concluyó.